La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) informó que el pasado 31 de enero del presente año en la Ciudad de Tijuana, Baja California se inmovilizaron y aseguraron 37,902 piezas de “productos milagro”, los cuales no cumplen con las Normas Oficiales Mexicanas.

El exitoso operativo se da en el marco de colaboración entre la COFEPRIS y la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO), mismo que fue firmado entre ambas instituciones por el Procurador Federal Ernesto Nemer Álvarez y el Comisionado Federal Julio Sánchez y Tépoz el 5 de octubre del año pasado.

El Procurador Nemer y el Comisionado Sánchez y Tépoz expresaron su beneplácito por los resultados de este acuerdo, en el que se estableció el compromiso de implementar un mecanismo de asesoría técnica y científica que facilite la revisión de la regulación y de seguimiento a las prácticas publicitarias, con énfasis en el seguimiento de los denominados “productos milagro”.

Entre las casi 80,000 piezas de productos asegurados se encuentran artículos cosméticos, de higiene personal y alimenticios, que contienen ingredientes no permitidos, nombres y leyendas alusivas a métodos terapéuticos no comprobados, fechas de caducidad vencida y sin número de lote, requisitos indispensables para su comercialización legal.

El riesgo sanitario y daño económico que producen los llamados popularmente “milagros” es muy alto, ya que además de no cumplir lo que ofrecen, llegando en ocasiones a provocar efectos colaterales indeseados, merman el patrimonio financiero de quienes los compran, al no recibir a cambio de su dinero lo que les ofrecieron.

Una de las características más notorias de los productos “milagro” son los nombres exagerados y el uso de términos absolutos y superlativos en sus enunciados comerciales, los que prometen beneficios exagerados, sin que éstos hayan sido probados clínica y científicamente.

Vale la pena dejar constancia en esta nota que entre los productos asegurados por la COFEPRIS y la PROFECO están, entre otras, las marcas: Baja Kilos Slim, Menos Kilos, NerviColon, OncoCáncer, Tiempo largo, Deseo Fem Gum, Maxim Sex, Limpia Órganos, Silueta Perfecta, Súper Demoledor de Grasa, Milagrosa Antirreumatico, T-kita Estress y Demoledor de Tumores.

Desde pastillas que curan el ¿Alzheimer, cáncer y diabetes?, ¿máquinas vibradoras que permiten ejercitar el cuerpo y tonificar los músculos sin esfuerzo?, ¿geles con componentes que reducen la grasa abdominal y ayudan a bajar de peso en pocos días?, ¿sustancias que supuestamente aumentan el apetito sexual?, ¿cremas que rejuvenecen la piel al instante? A juzgar por los mensajes con los que se anuncian este tipo de productos, cualquiera podría pensar que son milagrosos, pero ante los ojos de la medicina no existen las curas milagrosas. Aún para una misma enfermedad cada persona necesita tratamientos personalizados según su historial clínico, constitución física, edad y predisposición genética. Revista del Consumidor en línea

Por otra parte, y cumpliendo con el objetivo de ofrecer protección y certidumbre a los consumidores, se impusieron sellos de protección en cinco establecimientos comerciales, los que, incumpliendo con las disposiciones legales, no tenían los precios a la vista de sus consumidores.

En este contexto, vale la pena recordar que el 8 de diciembre del año pasado, y como lo reportamos oportunamente en Código F, la COFEPRIS y la Asociación Mexicana de Agencias de Publicidad Farmacéutica (AMAPF), la Asociación de Internet.mx y la Asociación Interactiva en Publicidad (IABMX), firmaron la “Alianza para la Publicidad Digital”, con el firme compromiso de fomentar y respetar una autorregulación ética en materia de publicidad digital, a fin de proteger a los consumidores mexicanos de productos relacionados con el cuidado de la salud, que generan comunicación exagerada y engañosa sobre sus alcances y beneficios.

En esa nota dábamos cuenta de que el Internet es el medio ideal para el “quackery”, o promoción de prácticas médicas fraudulentas o ignorantes, y la promoción incontrolada de este tipo de productos, por lo que es urgente y necesario vigilar y sancionar los mensajes emitidos a través de esta plataforma.

Por último, anotamos que tanto el Procurador Nemer Álvarez como el Comisionado Federal Sánchez y Tépoz invitaron a la población a participar activamente en la detección y notificación de productos aparentemente riesgosos, utilizando para su denuncia el teléfono 01800 00335050 de la COFEPRIS y los números telefónicos sin costo de PROFECO: 55688722 para quien llame de la CDMX y zona metropolitana, y el 018004688722 desde el resto del país

Fuentes:

COFEPRIS | COFEPRIS y PROFECO aseguran más de 37,900 “Productos Milagro” en Tijuana, Baja California. Consulta realizada el 15 de febrero del 2017.

Código F | COFEPRIS firma alianza para la autorregulación ética de la publicidad en Internet. Consulta realizada el 15 de febrero del 2017.

Noticias TERRA | Crean frente en AL contra comercio ilegal de medicamentos en Internet. 20 de enero del 2016. Consulta realizada el 11 de diciembre del 2012.

Revista del Consumidor.

Wikipedia | Quackery.