En términos generales, todos sabemos que para controlar a largo plazo algunas enfermedades crónicas no transmisibles, como la diabetes, se requiere involucrarse profundamente en el conocimiento de la afección y asumir irrestrictamente las acciones de control a realizar cotidianamente, las que siempre van mucho más allá del monitoreo y la medicación, la que dependerá del tipo de diabetes, su estadio y las indicaciones del médico.

La mayoría de las enfermedades requieren, para evitar o disminuir los daños que estas provocan, que cambiemos nuestros hábitos de vida, incluyendo en el caso específico de este padecimiento la dieta, la realización de ejercicio regular y adecuado, y la revisión continua de las extremidades, sobre todo de los pies, para detectar con oportunidad cualquier tipo de lesión antes de que progrese y se vuelva extremadamente peligrosa e incluso mortal.

Para fortalecer el espíritu de lucha de los pacientes diabéticos y ayudarles a cumplir con sus metas en el control de la diabetes, la Organización Mundial de la Salud (OMS), desarrolló el programa “Be he@lthy, be mobile”, iniciativa en la que a través de mensajes (SMS) enviados a los teléfonos celulares de los usuarios suscritos, se les ofrecen consejos simples sobre el manejo o prevención de su padecimiento, los que generalmente giran en torno a la dieta, ejercicio y la detección de signos y síntomas de las complicaciones más frecuentes.

El uso de SMS para asesorar a los pacientes acelera la difusión de información y ayuda a las personas a controlar o prevenir enfermedades. Esto reduce la prevalencia y los costos de tratamiento, y ayuda a los pacientes a vivir vidas más largas y saludables.

Este interesante programa se inició en 2013, bajo los auspicios de OMS y la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), con el objetivo de ayudar a los gobiernos de los países interesados en el lanzamiento a gran escala de los servicios de mDiabetes a través de los teléfonos móviles. La iniciativa conjunta, Be He@lthy, Be Mobile, diseña, implementa y amplia los servicios de prevención y gestión de la diabetes y otras enfermedades no transmisibles (ENT).

La diabetes fue uno de los primeros programas de Be He@lthy, Be Mobile, y cuenta con un manual para orientar a los países sobre la mejor manera de introducir este tipo de servicio masivamente, incluyendo los contenidos de los mensajes SMS y orientación en áreas específicas, como la tecnología, promoción y evaluación.

Como ejemplo, mencionaremos que, en Senegal, este programa se inició en 2014 con la intención de ayudar a los diabéticos en el manejo del ayudo durante la celebración del Ramadán, al día de hoy, el programa es un servicio anual permanente, el cual tiene más de 100,000 pacientes o familiares de pacientes afiliados. En la India hay más de 96,000 usuarios, y en Egipto alrededor de 175,000 personas beneficiadas.

“Es importante enmarcar los hechos de una manera que anime a las personas a aplicar lo que han aprendido, para que puedan adoptar nuevos comportamientos. Al proporcionar información en un formato simple y orientado a la acción, es más fácil para los suscriptores incorporar la información en sus rutinas diarias y realizar cambios positivos en su dieta, ejercicio y hábitos”. Dr. Douglas Bettcher, director del Departamento de Prevención de ENT de la OMS, administrador de Be He@lthy, iniciativa de Be Mobile.

Este tipo de servicio no elimina ni debilita de manera alguna la consulta médica, si no que la fortalece, haciendo a los pacientes plenamente (y cotidianamente) responsables de su condición y de las acciones que deben tomar para controlar su padecimiento y ayudarse a mejorar sus expectativas y calidad de vida, lo que a la larga disminuye las complicaciones, las intervenciones médicas de emergencia y el impacto financiero familiar y de las instituciones de salud.

Fuentes:

World Health Organization.
Treating diabetes takes more than insulin: Senegal mobile phone project promoting public health.

World Health Organization.
Be he@lthy, be mobile.