Combatir desigualdades en el acceso a la atención médica y en las condiciones de salud

 Pese a los extraordinarios avances en esperanza de vida logrados en las últimas décadas en los países de la OCDE, aún prevalecen grandes desigualdades en este ámbito. Las desigualdades no son sólo entre un país y otro, sino también en cada uno de ellos y en diferentes grupos de la población.

Índices de desigualdad en probabilidad de consultar a un médico en los pasados 12 meses, 2009

Las desigualdades en las condiciones de salud se vinculan con muchos factores, como las diferencias en la exposición a factores de riesgo y las diferencias en la capacidad de acceder a atención médica.

La OCDE monitorea las tendencias en desigualdad en salud y evalúa el grado en el cual sus países miembros brindan acceso equitativo a la atención de la salud basada en las necesidades. Igualmente, ofrece recomendaciones sobre los potenciales beneficios y costos en la aplicación n de política para reducir las desigualdades en salud, y considera el impacto de las políticas generales de salud en la equidad en este tema.

La salud y el crecimiento incluyente

Los países de la OCDE afrontan la doble tendencia de envejecimiento de la población y crecientes desigualdades de crecimiento. En 2014, en los países de la en toda la OCDE el ingreso promedio del 10% más rico de la población fue cerca de nueve veces mayor que el del 10% más pobre (comparado con siete veces más hace 25 años). Por su parte, el porcentaje de la población mayor de 65 años aumentó de 9% en 1960 a 15% en 2010, y se espera que llegue a 27% para 2050.

En un nuevo proyecto de la OCDE se conjuntan las políticas de salud, social y laboral para examinar la forma en que las desigualdades económicas y en salud pueden agravarse durante el ciclo vital. Este proyecto identificará las políticas que podrían reducir la brecha en bienestar para los grupos de mayor edad, incluida la generada por diferencias en oportunidad y recursos durante el curso de la vida.

Envejecimiento desigual

Todos deberían compartir los beneficios del crecimiento y el aumento en prosperidad. Sin embargo, aquellos con menor nivel educativo y menor condición socioeconómica tienden a tener una condición de salud más pobre. Asimismo, la morbilidad afecta la participación y los resultados en el mercado laboral. Aquellos con deficiencias de salud física o mental tienen más probabilidades de quedar desempleados que quienes gozan de mejor salud.

En algunos países de la OCDE los hombres de 30 años con un nivel educativo bajo pueden morir 10 años antes que aquellos con un nivel educativo más alto.

Contribuimos a la Iniciativa de la OCDE para el Crecimiento Incluyente, la cual se propone combatir la desigualdad en ingresos, educación y bienestar.
En la OCDE evaluamos la interacción entre las políticas de crecimiento incluyente y las políticas dirigidas a fomentar la generación de salud y subsanar las desigualdades en este ámbito. También evaluamos cómo pueden los enfoques de crecimiento incluyente con diferentes efectos en la distribución del ingreso, afectar las desigualdades en la salud.