Los últimos días del mes pasado concluyó, en la Ciudad de Washington, D.C., la 29ava edición de la Conferencia Panamericana Sanitaria de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la que después de una semana de trabajo e intensos debates, aprobó una nueva agenda de salud para el continente americano, así como una serie de diversas estrategias y planes de acción para hacer frente a los espectaculares desafíos sanitarios que esta región deberá enfrentar durante los próximos años.

La Conferencia es la autoridad suprema de la Organización y se reúne cada cinco años para determinar sus políticas generales. También actúa como foro para el intercambio de información e ideas con respecto a la prevención de las enfermedades; la preservación, la promoción y la recuperación de la salud física y mental; el fomento de las instalaciones y las medidas sanitarias y sociales en pos de la prevención y el tratamiento de las enfermedades físicas y mentales en el continente americano.

La Agenda de Salud Sostenible para las Américas 2018-2030, toma como referencia principal la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible desarrollada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), estableciendo once objetivos y sesenta metas que van, desde alcanzar la Cobertura Universal en Salud, hasta terminar con la epidemia de VIH/sida.

Los ministros y delegados participantes de los 35 Estados miembros de la OPS, acordaron lo siguiente:

  • Desarrollar estrategias que guíen las políticas nacionales de recursos humanos, para lograr la cobertura de salud universal y los Objetivos de Desarrollo Sostenibles.
  • Implementar planes de acción que fortalezcan las estadísticas vitales de la población en cada país.
  • Fortalecer los planes de acción que ayuden a eliminar de manera definitiva el sarampión, la rubéola y el síndrome de rubéola congénita.
  • Establecer estrategias y planes de acción que fortalezcan el control del consumo de tabaco en la región.

“Es fundamental fortalecer las políticas de control del tabaco si queremos disminuir su consumo y salvar vidas”. Carissa F. Etienne.

  • Desarrollar e implementar políticas sobre etnicidad y salud, para mejorar la salud de los pueblos indígenas, afrodescendientes y romaníes.

El plan subraya que para mantener la eliminación de los padecimientos antes anotados, los niveles de cobertura de vacunación de la población tienen que llegar al 95% o más. En los cinco últimos años, la cobertura regional con la primera dosis de la vacuna contra el sarampión, la rubéola y las paperas (SPR) ha fluctuado entre el 92% y el 94%. Sin embargo, las tasas nacionales y regionales ocultan las disparidades en el plano local. En el 2015, solo 49% de los niños de la Región vivían en municipios donde la cobertura de vacunación era del 95% o más.

A modo de conclusión, Carissa F. Etienne, comentó: “Al tiempo que destacamos los logros, reconocemos que persisten muchos desafíos para el desarrollo nacional, subregional y regional de la salud, los que debemos afrontar juntos, con un enfoque inquebrantable sobre la equidad”.

Vale la pena anotar, que en esta reunión, la Doctora Carissa F. Etienne, Directora de la OPS, fue reelegida para continuar al frente de esta institución por cinco años más y su nuevo periodo ejecutivo se iniciará en febrero de 2018.

Fuentes:

Organización Panamericana de la Salud.
Conferencia Sanitaria Panamericana de OPS cierra con el acuerdo de una nueva agenda de salud para las Américas hasta 2030.

Organización Panamericana de la Salud.
Directora de la OPS destaca los logros y desafíos regionales en materia de salud durante 2013-2017.

Organización Panamericana de la Salud.
Ministros de Salud se comprometen a tomar medidas para mantener la eliminación de la rubéola y el sarampión en las Américas.

Organización Panamericana de la Salud.
El continente americano busca ser libre de humo de tabaco para 2022.