El incierto contexto económico que vive el mundo en estos últimos tiempos, en particular México, presiona a los gobiernos a realizar sus actividades con restricciones fiscales relevantes, lo cual los obliga a generar esfuerzos orientados hacia la eficiencia del uso de los con los que cuenta para cumplir con sus funciones. Dicha situación ha ocasionado que algunos países disminuyan el .

Si a este escenario se le agrega que México es el país de la que menos gasta en pública –sólo 3.2%– del PIB, entonces la situación se vuelve más compleja.

 

Las compras públicas representan el 29% de los gastos totales gubernamentales en los países de la OCDE, y en México 24.1 %. Siendo el la institución que más insumos compran para la salud en el país.

 

OCDE - ISSSTE

José Ángel Gurría y José Reyes Baeza, titulares de la OCDE y el ISSSTE, respectivamente. (FOTO: códigoF)

Un área de oportunidad para dicha eficiencia son las compras públicas que representan 29% de los gastos totales gubernamentales en los países de la OCDE, y en México 24.1 %. Una de las instituciones que más compran insumos para la salud en nuestro país es el Instituto de Seguridad Social y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE) por lo que la OCDE, como seguimiento a las recomendaciones que realizó en 2013 sobre la contratación pública, presentó el 7 de enero de 2016 el estudio Mejorando la Contratación Pública en el ISSSTE para obtener mejores resultados.

El ISSSTE tiene 12.6 millones de derechohabientes y emplea a más de 100,000 trabajadores. En un día normal se otorgan más de 100,000 consultas y más de 3,000 respuestas a emergencias.

Si bien desde las recomendaciones de 2013 se han desarrollado algunas acciones cuyos ahorros totales superan los 1,700 millones de pesos –cifra destinada a financiar obras de mejora– aún existen desafíos que enfrentar.

Entre los principales hallazgos de la OCDE se encuentran los siguientes:

  1. La ausencia de una estrategia única que defina la visión a largo plazo para las contrataciones que considere prioridad en tiempos y objetivos, así como formas clave para lograrlo.
  2. La cantidad de adjudicaciones directas en el ISSSTE son un indicio de la planeación inadecuada, las investigaciones de mercado inconclusas, la complejidad de la reglamentación actual y las demoras en las transferencias presupuestales.
  3. La ausencia de un sistema integral con mecanismos de monitoreo que midan el desarrollo de la contratación y que aporten a la inteligencia de mercados el diseño de una estrategia de contratación valiosa.

 

Al respecto, el director del ISSSTE, José Reyes Baeza, afirmó que la institución no sólo quiere mejorar sus compras, sino también el servicio médico.

Para una revisión integral del documento y de las propuestas elaboradoras por la organización, éste se encuentra disponible para su lectura gratuita en la OECD iLibrary.

Por: Maria del Carmen Velázquez Ramírez, encargada de Cabildeo y Relaciones Públicas de la Cámara Nacional de la ().