El 6 de noviembre, Julio Sánchez y Tépoz, titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) y Antonino De Leo, Representante en México de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), firmaron un importante acuerdo para impulsar el programa: “Acceso a Sustancias Controladas para Fines Médicos, acceso sin exceso”, cuyo principal objetivo es el de promover las acciones regulatorias necesarias que faciliten el acceso de los pacientes que padecen dolores crónicos a sustancias terapéuticas controladas, para ayudarles a disminuir su sufrimiento y mejorar su calidad de vida.

Los cuidados paliativos mejoran la calidad de vida de los pacientes (adultos y niños) y sus allegados cuando afrontan problemas inherentes a una enfermedad potencialmente mortal. Previenen y alivian el sufrimiento a través de la identificación temprana, la evaluación y el tratamiento correctos del dolor y otros problemas, sean estos de orden físico, psicosocial o espiritual.

Sánchez y Tépoz explicó que este programa se alinea perfectamente con la Estrategia Nacional para el Control del Dolor y Cuidados Paliativas, dictada por el Consejo de Salubridad General (CSG).

Un elemento esencial para el cumplimiento de las metas establecidas en este programa es la elaboración de las recetas médicas de manera segura, a través de la expedición de prescripciones con código bidimensional, lo que garantiza el control del médico que expide la receta, la indicación específica, la farmacia que lo vendió y el destinatario (paciente) de la misma.

Atendiendo a la urgente necesidad de ayudar a los pacientes a paliar su dolor, pero plenamente conscientes de la vital importancia que tiene controlar el destino y uso de este tipo de sustancias, la Secretaría de Salud federal, a través de la COFEPRIS, la Fundación Mexicana para la Salud y la Secretaría de Salud de la Ciudad de México, se unieron al Programa Global Conjunto “Access to Controlled Drugs for Medical Purposes, While Preventing Diversion and Abuse” de la UNODC.

En la actualidad, un total de 3,664 médicos en México (en octubre del 2106 eran 2,042) cuentan con recetarios especiales para el manejo de estupefacientes, con los que se han dispensado y validado más de 198,410 recetas con código bidimensional en todo el país.

“El proyecto ´Acceso a Sustancias Controladas para Fines Médicos´ es un esfuerzo sin precedentes en América Latina y contribuye al diseño de un plan para fortalecer la disponibilidad de medicamentos controlados, con el fin de mejorar la calidad de vida de las personas que viven con dolor de moderado a severo en México”. Antonino De Leo, Representante en México de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

Para destacar la importancia de esta iniciativa a nivel mundial les comentamos que las cifras sobre este tema refieren que hay alrededor de 5,500 millones de personas en el mundo sin acceso o con acceso limitado a medicamentos opioides tales como la codeína o la morfina, lo que significa que 75% de la población mundial vive permanentemente con dolor. Alrededor de 92% de la morfina utilizada en el mundo se consume en los países en los que vive tan solo el 17% de la población (Estados Unidos, Canadá, Europa Occidental, Australia y Nueva Zelanda), lo que muestra que el consumo mundial de estupefacientes y sustancias psicotrópicas con fines terapéuticos está por debajo de los niveles necesarios para los tratamientos médicos básicos para el alivio de dolores crónicos.

Fuentes:

 Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios.
COFEPRIS y la UNODC firman acuerdo para impulsar cuidados paliativos.

Organización Mundial de la Salud.
Cuidados paliativos.