La Evaluación de Tecnologías Sanitarias (ETS) es el análisis sistemático de las propiedades, los efectos y los impactos de las tecnologías e intervenciones en materia de (1).

Salud Tecnología

La ETS ayuda en la toma de decisiones en materia de políticas públicas de salud. (FOTO: códigoF)

Este instrumento de política pública se utiliza como método para alimentar la toma de decisiones en los sistemas de salud y, al mismo tiempo, constituye un campo multidisciplinario de análisis cuyo objetivo es revisar las implicaciones médicas, los efectos sociales, los aspectos técnicos y la evaluación económica del uso de las tecnologías sanitarias.

Por ejemplo, para la comprensión de los efectos sociales y éticos que pueden poseer las tecnologías, se emplea una herramienta que evalúa la manera en que se utilizan y cómo afectan o afectarán a los diferentes segmentos que conforman a la sociedad en materia de integridad, dignidad humana y respeto a los derechos humanos.

En lo referente a la evaluación económica se consideran:

a.- Los costos directos, indirectos e intangibles; los costos en los que se incurre y en los que se evita al introducir una nueva tecnología para el .

b.- El costo-efectividad a través de la comparación de alternativas, tomando como base una sola medida en el resultado: los años de vida ganados o los años de vida salvados, por continuar utilizando una tecnología o por usar una nueva en el futuro.

c.- Y el costo-utilidad: bajo una ponderación de los resultados en salud por calidad de vida asociada al uso de las tecnologías de salud.

 

La complejidad de los aspectos que comprende la ETS es mucho más amplia de lo que hasta aquí se ha referido, y su enfoque colabora para garantizar una ganancia de salud óptima para la población, considerando las implicaciones antes señaladas.

 

En ese sentido, la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) en su documento, recientemente publicado “Estudios de la OCDE sobre los Sistemas de Salud, , 2016″, ha expuesto que el SNS necesita una evaluación más efectiva de las tecnologías de la salud, ya que considera que esta herramienta de política y gestión públicas “será primordial para que, a futuro, el financiamiento sea sostenible y eficiente”.

salud

Instituciones de Salud Pública de México podrán beneficiarse de las ETS. (FOTO: códigoF)

Desde su perspectiva, sugiere que el Centro Nacional de Excelencia Tecnológica en Salud () edifique y realice una función más amplia en la ETS y, en lugar de enfocarse exclusivamente en la evaluación de los servicios para los no asegurados, haga recomendaciones sobre este contexto a las instituciones de seguridad social.

Adicionalmente, el estudio señala que la mayor parte de los esfuerzos realizados por el CENETEC están orientados a promover el buen uso y manejo de las tecnologías médicas, como la telemedicina, antes que la evaluación de los nuevos medicamentos; sin embargo también se ha incorporado de manera gradual la evaluación de medicamentos.

De manera específica, la publicación sugiere que las ETS, realizadas por el CENETEC, se aborden tanto para los nuevos tratamientos como a los ya existentes. Este proceso requerirá de mayor inversión y ampliación de capacidades del propio Centro, aunado a probables modificaciones de su naturaleza jurídica y administrativa, como la de constituirse en un organismo público descentralizado.

En un contexto en el que las restricciones presupuestales del Sistema Nacional de Salud (SNS) corren el riesgo de aumentar, deberá ser una prioridad acudir a esta herramienta de gestión pública, no sólo definir los paquetes de intervenciones que deben desarrollarse por parte del SNS, sino establecer una medida que permita transparentar los criterios y la forma en cómo se eligen las tecnologías sanitarias que ha de priorizar nuestro sistema de salud.

Por: Rafael Gual, Director General de la Cámara Nacional de la ().

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1.- Véase http://www.who.int/health-technology-assessment/about/Defining/en/ Visitado el 26 de enero a las 10:28 a.m.