En los últimos 60 años, los sistemas de mundiales han logrado resultados extraordinarios gracias a la inversión. Por ejemplo, en 2005 los países miembros de la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos) en promedio gastaron en cuidados de salud alrededor de 9% de su PIB, mientras que en 1990 invirtieron 7% y en 1970 sólo 5%.

 

En 2005 los países miembros de la OCDE gastaron en salud el 9% de su PIB, en promedio.

 

A pesar de los grandes avances en materia de salud en el último siglo, hay enormes necesidades médicas que no han sido satisfechas, por ejemplo la falta de alternativas terapéuticas para las enfermedades de la población.

Aunque hay avances en materia de salud siguen sin cubrirse otras necesidades médicas. (FOTO: códigoF)

Aunque hay avances en materia de salud siguen sin cubrirse otras necesidades médicas. (FOTO: códigoF)

Es claro que el desarrollo científico y tecnológico del país atraviesa por situaciones nacionales e internacionales difíciles y altamente demandantes. Para resolverlas se requieren acciones diversas con el objetivo de conjugar distintos actores, además de poner en marcha un sistema nacional de , desarrollo e verdaderamente operativo.

Vivimos en un mundo dominado por el conocimiento, cuya creación y uso divide a los países en dos rubros: desarrollados y subdesarrollados. En la sociedad actual, dentro del conocimiento hay una cadena de valor constituida por la educación, la investigación, el desarrollo y la innovación. Este elemento es capaz de resolver muchos problemas acuciantes, de impulsar un desarrollo sustentable y de generar riqueza, que bien distribuida, puede beneficiar a todos los sectores de la sociedad, incluso a los más desposeídos.

En este marco, uno de los retos esenciales para consiste en alcanzar posiciones más competitivas a nivel internacional en materia de investigación y desarrollo tecnológico. Si bien en México se han reportado indicadores con tendencias alentadoras como la inversión en , aún tenemos oportunidades de mejora que pueden ser atendidas con el trabajo conjunto para crear condiciones favorables y beneficios consecuentes para nuestro país.

 

Dentro del conocimiento hay una cadena de valor constituida por la educación, la investigación, el desarrollo y la innovación.

 

La juega un papel relevante para el bienestar de un país, ya que los medicamentos y dispositivos médicos no sólo contribuyen al mejoramiento de la calidad de vida, sino al desarrollo de la riqueza tecnológica y de empleos de alta especialidad.

La investigación y el desarrollo farmacéuticos se convierten en un pilar indispensable de la competitividad industrial a través de la innovación.

Por lo anterior, el Programa de Desarrollo de la Industria Farmacéutica establecida en México tiene como uno de sus fundamentos el tema de la investigación, la innovación y el desarrollo tecnológico.

En la Comisión de Investigación, se han identificado cuatro elementos estratégicos, necesarios para contar con un ecosistema de innovación saludable:

1.- Política de Investigación y Desarrollo Tecnológico e innovación como elemento de estado con visión nacional y social. En este punto es necesario contar con una política integral adecuada y con expectativa a largo plazo para apoyar el fortalecimiento de la normatividad, impulsar la vinculación y fomentar la investigación y el desarrollo tecnológico.

2.- Normatividad en materia de desarrollo tecnológico, investigación básica y clínica. En este tema se requiere una profunda revisión a las normas para facilitar el proceso de investigación, con el objetivo de que asegure la calidad del mismo y aumente la eficacia en la generación de productos innovadores para la salud de la población.

3.- Vinculación efectiva de la industria con la academia y los centros de investigación. En relación con este tema, cabe señalar que para lograr en México una mayor competitividad apoyada en la innovación, surge la necesidad de establecer una vinculación eficiente entre las instituciones académicas y el sector industrial a través de un esquema general o mecanismo claro que pueda aplicarse de manera consistente.

4.- Fomento a la investigación y desarrollo tecnológico, apoyos y estímulos fiscales y de otro tipo. Se requiere desarrollar un esquema de fomento integral con una visión amplia que atraiga inversión. Ésta generará capital humano, infraestructura y círculos virtuosos que incrementen la competitividad del país.

 

Es importante destacar que el Programa Nacional de Innovación señaló la necesidad de adoptar las siguientes líneas de política:

1.- Establecer políticas de Estado a corto, mediano y largo plazo que permitan fortalecer la cadena de educación, básica y aplicada, tecnología e innovación.

2.- Fomentar un mayor financiamiento de ciencia básica y aplicada, tecnología e innovación.

3.- Evaluar la aplicación de los recursos públicos que se invertirán en la formación de recursos humanos de alta calidad (científicos y tecnólogos), y en las tareas de investigación científica, innovación y desarrollo tecnológico, de tal manera que se canalicen a áreas prioritarias para el país, con el objetivo de que tengan mayor impacto social y económico.

4. Descentralizar las actividades científicas, tecnológicas y de innovación con el objeto de contribuir al desarrollo regional, al estudio de las necesidades locales, al desarrollo y diseño de tecnologías adecuadas para potenciar la producción en distintas zonas del país.

5.- Aumentar la inversión en infraestructura científica, tecnológica y de innovación.

 

Poner a México en el centro de la industria, la meta a mediano plazo. (FOTO: códigoF)

Poner a México en el centro de la industria, la meta a mediano plazo. (FOTO: códigoF)

En el Programa Nacional de Innovación sobresale la necesidad de contar con un ecosistema de innovación saludable, considerando que el proceso se genera en un contexto donde las instituciones de educación superior, centros de investigación, gobierno, entidades financieras y empresas deben interactuar y participar de manera coordinada, complementaria y sistémica.

De acuerdo con el Programa Nacional de Innovación, “…el ecosistema de innovación para México se construye bajo las siguientes premisas:

  1. La innovación es una prioridad nacional debido a que sólo a través de ella podremos incrementar la competitividad de nuestra economía y lograr las tasas de crecimiento y generación de empleos de calidad que México requiere.
  2. Como los recursos disponibles son escasos, se requiere una focalización de esfuerzos en áreas de mayor impacto.
  3. Para desarrollar una estrategia integral, es necesario establecer mecanismos de coordinación entre agentes.
  4. Los mecanismos de rendición de cuentas permiten revisar y mejorar continuamente las políticas públicas.

 

 

Estamos ante una oportunidad muy importante para que la Industria Farmacéutica trabaje en forma coordinada con todos los actores involucrados en el ecosistema de innovación.

 

Además, el ecosistema se sostiene sobre los siguientes pilares:
1. Mercado nacional e internacional.

2. Generación de conocimiento con orientación estratégica.

3. Fortalecimiento a la innovación empresarial.

4. Financiamiento a la innovación.

5. Capital humano.

6. Marco regulatorio e institucional…”

 

En relación con los aspectos anteriores, estamos ante una oportunidad muy importante para que la Industria Farmacéutica, al ser un sector de gran impacto en salud y con un gran potencial como motor del desarrollo económico del país, trabaje en forma coordinada con todos los actores involucrados en el ecosistema de innovación, junto con el apoyo de las políticas y programas del gobierno en sus diferentes niveles.

En este sentido, uno de los grandes retos es adecuar los programas y estímulos existentes para que se enfoquen en fortalecer el ecosistema de innovación del sector farmacéutico y biotecnológico a fin de desarrollar todo su potencial.

Desde la Comisión de Investigación, Innovación y Desarrollo Tecnológico refrendamos nuestro compromiso para continuar trabajando en temas que se deriven del marco conceptual planteado, que incluye lo relativo a política de Investigación y Desarrollo Tecnológico e Innovación, Normatividad, Vinculación y Fomento, en simetría con las estrategias y líneas de acción planteadas en el Programa Nacional de Innovación.

Por: José Rivelino Flores Miranda, Director de Asuntos Regulatorios e Innovación de la .