Después de cumplir sus primeros 100 días de gobierno, Robert Lighthizer fue ratificado como Representante de Comercio de los Estados Unidos de América por el Senado de los Estados Unidos, luego de varias semanas de que fuera propuesto por el Presidente Donald Trump.  Lighthizer tendrá, entre otras funciones, la renegociación del nuevo Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el que en palabras del inquilino de la Casa Blanca: “ha sido un desastre para Estados Unidos. Un completo y total desastre”.

Robert Lighthizer | Representante de Comercio de los Estados Unidos de América por el Senado de los Estados Unidos

(Ashtabula, Ohio, Estados Unidos, 11 de octubre de 1947) es un avezado abogado y político con experiencia en el ámbito gubernamental y en asuntos internacionales y socio de su propio despacho de abogacía con sede en Washington, D.C.

Su experiencia en el ámbito gubernamental y político, incluye el puesto de subdirector de la Representación de Comercio de Estados Unidos durante la administración de Ronald Reagan (1983-1985) y jefe de personal del Comité de Finanzas del Senado (1978-1983).

Evidentemente, la postulación de Lighthizer no es una casualidad, ya que comparte con Donald Trump la visión negativa sobre los tratados de libre comercio, de los que es un abierto opositor. Refiriéndose a los que apoyan estos tratados, en un artículo publicado en el New York Times, comentó que estas personas (los que los apoyan) “fomentan un comercio desenfrenado, aunque eso ayude a China a convertirse en una superpotencia. Sólo ven líneas de oportunidad, aunque signifique reverenciar los quejidos de los burócratas antiamericanos que trabajan en la Organización Mundial del Comercio”.

Vamos a hacer unos cambios muy grandes al TLC o vamos a deshacernos del TLC de una vez por todas” Donald Trump.

Insistiendo en ello Lighthizer declaró: “Ellos (quienes apoyan los tratados de libre comercio) se oponen a cualquier freno al comercio, aunque eso signifique que tengamos que depender de otros países para alimentarnos o equipar a nuestro ejército. No ven nada más que un dogma- sin importar cuántos empleos se pierdan, qué tan altos sean los déficits o qué tan bajo caiga el dólar”.

Estas declaraciones nos dan una idea de la dura labor que tendrán que enfrentar los negociadores mexicanos del tratado de libre comercio, puesto que es visto por la nueva administración de los EE.UU como un elemento “tóxico” y dañino para su economía.

El equipo de negociadores mexicanos del tratado de libre comercio estará liderado por el economista Ildefonso Guajardo, titular de la Secretaría de Economía, posición que ocupa desde el 1º de diciembre del 2012 y el que tiene una amplia trayectoria en la política mexicana desde 1984, año en el que ocupó el cargo de Director de Finanzas Públicas de la hoy desaparecida Secretaría de Programación y Presupuesto.

Dentro de su amplia trayectoria profesional en la política mexicana, siempre bajo la insignia del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Guajardo ha ocupado diversos cargos en las Secretarías de: Relaciones Exteriores, Turismo, Comercio y Fomento Industrial, experiencia a la que suma el haber sido elegido en tres ocasiones diputado, dos de ellas a nivel federal y la otra en el ámbito estatal para el Congreso de Nuevo León, estado del que es originario.

Vale la pena recordar que el actual Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), establecido en 1994, une comercialmente a los EE.UU., Canadá y México, involucrando a 450 millones de personas y generando 14 millones de empleos tan sólo en los EE. UU., los que se benefician de la ausencia de barreras comerciales.

El 10 de junio de 1990, Canadá, Estados Unidos y México acordaron establecer un tratado de libre comercio. El 5 de febrero de 1991 se iniciaron las negociaciones del TLCAN, y el Acuerdo Comercial fue firmado por el presidente estadounidense George H.W. Bush, el 8 de diciembre de 1992, por el primer ministro canadiense Brian Mulroney, el 11 de diciembre de 1992, y por el presidente mexicano Carlos Salinas de Gortari, el 14 de diciembre de 1992. Los representantes de estos tres países lo firmaron conjuntamente el 17 de diciembre de 1992, entrando en vigor el 1o de enero de 1994, cuando se cumplieron los procedimientos de ratificación por parte de los poderes legislativos de cada país suscriptor.

Para ampliar la visión sobre los beneficios económicos logrados por el TLCAN, anotaremos que las cifras pasaron de 290,000 millones de dólares en sus inicios a más de 1.2 billones durante 2016.

A pocos días de la ratificación de Lighthizer, el gobierno de los EE.UU. activó oficialmente el mecanismo para la renegociación del TLCAN, entregando al Congreso una carta en la que se expone someramente la propuesta para modificar los términos del actual tratado, abriendo un periodo de 90 días antes de que las tres partes se sienten a negociarlo, lo que está previsto que ocurrirá aproximadamente a mediados de agosto de 2017.

En ese sentido, es importante recordar que durante su comparecencia, Robert Lighthizer  Representante Comercial de EE.UU. el pasado  14 de marzo de 2017, ante el senado de los EE.UU, manifestó lo siguiente:

TLCAN

Sector manufacturero: declaró que la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) buscará beneficiar al sector manufacturero de EE.UU. Actualmente, dicho sector presenta un déficit comercial con México.

Sector agropecuario: manifestó que el TLCAN asegurará que los agricultores y ganaderos de EE.UU. no queden sujetos a una posición precaria. Señaló que el sector agropecuario ha sido de los más beneficiados por el Acuerdo, por lo que es necesario tener cautela para proteger lo que se ha logrado y, al mismo tiempo, obtener acceso adicional.

Déficit comercial: destacó la existencia de déficit comercial con países con los que EE.UU. ha suscrito tlcs como es el caso de México y Corea del Sur.

TPP | En relación con el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés), manifestó que una de las prioridades de la Administración Trump será la negociación de acuerdos comerciales bilaterales con los países que conforman la iniciativa. En ese sentido, señaló que algunos mercados del TPP, como es el caso de Japón, constituyen una gran oportunidad para las exportaciones de productos agropecuarios de EE.UU.

China | Expresó que la Unión Americana continuará otorgando “trato de economía centralmente planificada” a la nación asiática para efectos de investigaciones en materia de remedios comerciales. Sin embargo, en las últimas semanas ya hubo un acercamiento con este país y se plantea tener acuerdos bilaterales que eliminen sus diferencias.

Habría que estar muy atento al final de la consulta pública y la  aprobación del Gobierno Americano que vertiente toma la negociación del TLCAN, toda vez que a últimas fechas el Sr. Robert Lighthizer  ha comentado que:

  • Que en el TLCAN se  llevarán a cabo negociaciones trilaterales y si éstas no avanzan tendrán  que ser bilaterales.
  • Que la negociación del TLCAN tomará lo negociado en el TPP.
  • Que EE.UU busca la defensa de su mercado contra prácticas desleales de comercio, lo cual no debe confundirse con proteccionismo, si no que se busca un comercio justo.
  • Que su  política comercial es avanzar en acuerdo bilaterales, más que en acuerdo multilaterales y regionales
  • Que se revisaran los aranceles que prevalecen en los productos agrícolas comercializados entre los tres países.

Los funcionarios de la Administración Trump  responsables de la agenda comercial, además de Lighthizer, son el Secretario de Comercio de EE.UU., Wilbur Ross, y el titular del Consejo Nacional de Comercio de la Casa Blanca, Peter Navarro.

Vale la pena recordar que México inició en febrero pasado su propio proceso de consultas internas, declarándose listo para iniciar las negociaciones con Estados Unidos y Canadá.

Un comunicado oficial, emitido por la Secretaría de Economía de nuestra nación, manifiesta:

México reafirma su voluntad de actualizar el TLCAN para hacer frente a los retos del siglo XXI. Los países de América del Norte merecen un instrumento moderno que regule su relación comercial. El acuerdo trilateral ha sido de inmenso beneficio para todas las partes. México espera un proceso de negociación constructivo, que permita aumentar la cooperación y la integración económicas y fomentar la competitividad regional”.

Esperamos que las negociaciones del nuevo Tratado de Libre Comercio de América del Norte se den bajo una visión clara, abierta, integradora e inteligente, atendiendo a la construcción y fortalecimiento de los lazos comerciales de las tres naciones participantes.

Fuentes:

Secretaría de Economía.
El Gobierno de Estados Unidos notifica su intención de iniciar negociaciones con México y Canadá.

El Economista.
Trump amaga con dejar el TLCAN.

El Financiero.
¿Quién es Robert Lighthizer?

Wikipedia.
Ildefonso Guajardo Villarreal.

Wikipedia.
Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Diario El País.
Economía. EE UU activa el proceso para negociar el TLCAN.