A partir del conocimiento de que en nuestro país no había suficientes oportunidades profesionales para el desarrollo de jóvenes investigadores con una sólida formación científica, incluyendo a muchos con estudios doctorado e inclusive de uno o más post-doctorados, y que se encontraban frustrados por lo mismo, el Consejo Nacional para la Ciencia y la Tecnología desarrolló el programa Cátedras CONACYT.

El programa Cátedras CONACYT se inició en 2014 con 574 investigadores adscritos al mismo, y este año cuenta con mil 74 miembros, ofreciéndole a investigadores jóvenes la oportunidad para desarrollar una carrera en la ciencia y la tecnología en México, lo que ayudaría a evitar la “fuga de cerebros”.

Esta situación era paradójica, ya que muchos de los jóvenes investigadores mexicanos que no encontraban oportunidades de desarrollo en México habían sido becados, en ocasiones por el propio CONACYT, para estudiar dentro y fuera de México, sin que posteriormente se pudieran capitalizar sus conocimientos y la inversión realizada en los estudios de los mismos, por la falta de programas y oportunidades.

En este contexto, el Dr. Enrique Cabrero Mendoza, Director General del CONACYT, comentó que antes del establecimiento del mencionado programa, “lo que sucedía en el país es que no había suficientes oportunidades para jóvenes investigadores”, ya que “por razones administrativas complicadas no se están abriendo la cantidad de plazas que se quisieran”.

Los objetivos del programa

Es importante anotar que antes de la implementación de este programa, muchos investigadores dedicaban aproximadamente el 70% de su esfuerzo laboral como docentes y sólo un 30% de su trabajo en hacer investigación, lo cual es evidentemente desenfocado e improductivo.

Este ambicioso programa busca voltear la pirámide de esfuerzo, permitiendo que los adscritos al mismo dediquen el 70% de su tiempo a labores de investigación y un 30% a la docencia, para desarrollar investigadores de tiempo completo y alto rendimiento, que se consoliden posteriormente como científicos del más alto nivel.

Al respecto, el Dr. Enrique Cabrero, comentó: “Serán otro tipo de investigadores, ya que tienen mayor capacidad de concentrarse en el trabajo de investigación, pues muchas veces los jóvenes investigadores en las instituciones tienen que llevar muchas actividades… Digamos que serán nuestros investigadores de alto rendimiento”.

Para garantizar por otra parte que los catedráticos sean de excelencia, el CONACYT puso algunos “candados” de control y la obligación de formar parte del Sistema Nacional de Investigadores (SIN).

En las palabras del Dr. Juan Manuel Hernández Martínez, investigador del programa Cátedras CONACYT, adscrito al Instituto Nacional de Cancerología: “Una de las ventajas del programa es que constantemente nos están evaluando y eso permite que el nivel de los investigadores no baje y que realmente contribuyamos a resolver los problemas o necesidades de la sociedad mexicana a los que nos comprometimos a resolver inicialmente”.

El alcance geográfico del Programa Cátedras de CONACYT

A fin de tener un mayor alcance y no solamente impulsar a los jóvenes investigadores, ubicados en las grandes ciudades, el CONACYT, “además de formar a un grupo élite de científicos”, busca integrar a los investigadores altamente calificados a todas las instituciones del país para que se dé un desarrollo científico en todo México.

Para poner en contexto el alcance geográfico de este programa, mencionaremos que las entidades con mayor cantidad de catedráticos son la Ciudad de México, con 87; Oaxaca, con 35; Michoacán, con 32; San Luis Potosí, con 30; Yucatán, con 30; Aguascalientes, con 26; Baja California, con 25; Chiapas, con 23, y Veracruz, con 22, de acuerdo con las cifras proporcionadas en 2015 por el Sistema Integrado de Información sobre Investigación Científica, Desarrollo Tecnológico e Innovación (SIICYT).

El SIICYT integra los esfuerzos de diferentes instituciones educativas, centros de investigación, organismos públicos, empresas y personas físicas y morales del sector público y privado, a fin de promover el desarrollo y la vinculación de la ciencia básica y la innovación tecnológica, así como convertir a la ciencia y la tecnología en un elemento fundamental de la cultura general de la sociedad.

Mentes frescas para renovar la investigación en México

De acuerdo con la información obtenida de la revista CONACYT, el programa de Cátedras de este organismo contribuirá la renovación de la planta de investigadores en México, lo cual es importante para el desarrollo científico, tecnológico y de innovación de nuestro país.

Se espera que, para finales de esta administración, el número de investigadores inscritos a las Cátedras CONACYT alcance una cifra cercana a los 2,000 miembros.

El futuro de este importante programa

Por último, es importante mencionar que a pesar de que ya se han visto los primeros “destellos” de lo podría llegar a ser este programa, él mismo enfrenta varios retos, que van desde la apropiación por parte de las instituciones académicas hasta aspectos presupuestales.

Fuentes:

Conacyt, Agencia informativa.

Formará Cátedras Conacyt a investigadores de excelencia. Verenise Sánchez. 1 de diciembre de 2016.

Gobierno de la República. Sobre el SIICYT