Las superbacterias resistentes a los antibióticos son una seria amenaza de salud a nivel mundial