Al principio del presente sexenio en el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, se estableció en su segundo eje, México Incluyente, la necesidad de mejorar el sistema de salud a través del fortalecimiento de los modelos de atención de las entidades federativas y municipios, así como una regulación adecuada de la calidad de los servicios de salud.

De acuerdo con el diagnóstico que el mismo gobierno realizó, existen tres condiciones que impiden dar plena vigencia al derecho a la salud contenido en el artículo 4 de nuestra Constitución:

  1. El modelo con el que fueron concebidas las instituciones del sector salud ha estado enfocado hacia lo curativo y no a lo preventivo.
  1. No existen políticas con enfoque multidisciplinario e interinstitucionales orientadas al mejoramiento de la calidad de los servicios de salud.
  2. En la rectoría y el arreglo organizacional vigentes, prevalece la participación de instituciones verticalmente integradas y fragmentadas, lo cual limitan la capacidad operativa y la eficiencia del gasto en el Sistema de Salud Pública.

 

En el Programa Sectorial de Salud 2013-2018, se plantearon propuestas para cimentar las bases del Sistema Nacional de Salud Universal (SNS) que garanticen una atención más homogénea, una operación integrada y una mayor coordinación entre las distintas instituciones de salud, bajo la siguiente visión:

“Un Sistema Nacional de Salud Universal equitativo, integral, sustentable, efectivo y de calidad, con particular enfoque a los grupos de la población que viven en condición de vulnerabilidad, a través del fortalecimiento de la rectoría de la autoridad sanitaria y la intersectorialidad; de la consolidación de la protección y promoción de la salud y prevención de enfermedades, así como la prestación de servicios plurales y articulados basados en la atención primaria; la generación y gestión de recursos adecuados; la evaluación y la investigación científica, fomentando la participación de la sociedad con corresponsabilidad”.

 

Desde entonces se han implementado acciones como las nuevas reglas de operación de Seguro Popular en 2014, orientadas a esa visión que consolida a la Secretaría de Salud como instancia rectora y articuladora del Sistema de Protección Social en Salud, y que establece la obligación de los servicios estatales de salud de denunciar presuntos desvíos de recursos, ya sea en efectivo o en especie, lo que ya se encuentra tipificado como delito grave en el Código Penal.

 

PRESENTAN EN SENADO INICIATIVA PARA CREAR SISTEMA UNIVERSAL DE SALUD

A través del Senado de la República se busca eficientar los servicios de salud. (FOTO: códigoF)

A través del Senado de la República se busca eficientar los servicios de salud. (FOTO: códigoF)

El 2 de octubre de 2014 en el Senado de la República, el grupo parlamentario del Partido Acción Nacional (PAN) presentó una iniciativa para modificar la Constitución con el objetivo de garantizar el acceso universal de salud, bajo dos grandes pilares: portabilidad y convergencia.

Dicha iniciativa propone reformar el Artículo 4º para crear el Sistema Universal de Salud para garantizar el acceso efectivo a los servicios de salud en condiciones de equidad y calidad, y dispone que sea la Ley quien defina las bases y modalidades de financiamiento, el portar este derecho en todo momento y a lo largo del territorio nacional dando prioridad a las acciones preventivas y al fomento de hábitos de vida saludable.

Así mismo señala que todo prestador de servicios tiene obligación de concurrir con sus recursos en la atención de las necesidades de salud de la población, independientemente de la modalidad o institución a la que pertenezca, y que el Estado establecerá la política nacional de salud, su regulación, modelos de atención; supervisión; evaluación; coordinación y rectoría del Sistema Universal de Salud que será de observancia obligatoria para todos los prestadores de servicio de salud.

La modificación al Artículo 73, fracción XVI, es para concederle al Congreso Federal la facultad para dictar leyes para la regulación; supervisión; evaluación; coordinación y rectoría del Sistema Universal de Salud; el financiamiento y la generación y distribución ordenada de recursos para la salud; y el acceso y prestación interinstitucional de servicios de salud.

Finalmente, en los artículos transitorios se establece la obligación de expedir las reformas correspondientes a las Leyes Generales de Salud, del Seguro Social y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, relativos a las coordinaciones de funcionamiento, organización, coordinación, servicios, financiamiento y valoración del Sistema Nacional de Salud Universal.

El Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, presidirá al Sistema Unificado de Salud, propuesto por el Senado de la República. (FOTO: Wikipedia)

El Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, presidirá al Sistema Universal de Salud, propuesto por el Senado de la República. (FOTO: Wikipedia)

También se establece la constitución de la Comisión Nacional de Sistema Universal de Salud que estará conformada por los titulares de la Secretaria de Salud quien lo presidirá, de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, del Instituto Mexicano del Seguro Social, del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, de la Comisión Nacional de Protección Social en Salud, de un Representante de las Entidades Federativas y de las Instituciones Privadas de Salud.

Recientemente, la Secretaría de Salud informó que en el próximo periodo ordinario de sesiones del Congreso de la Unión, que iniciarán el 1 de septiembre, el titular del poder Ejecutivo Federal enviará una iniciativa para crear la Comisión Federal de Regulación y Vigilancia de los Establecimientos de los Servicios de Atención Médica, la cual tendrá por objetivo central garantizar la calidad de los servicios de salud.

De acuerdo con el proyecto que fue publicado en COFEMER, la creación de la Comisión deriva de la necesidad de consolidar la regulación de los procesos y establecimientos de atención médica e instrumentar mecanismos que permitan homologar la calidad técnica e interpersonal de los servicios de salud, para poder avanzar en la construcción de un sistema nacional de salud universal bajo la Rectoría de la Secretaria de Salud y fortalecer la regulación de los establecimientos y servicios de atención médica.

De forma complementaria se fortalecerá a la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (CONAMED), al otogarle facultades de mediación, conciliación y arbitraje como medios alternativos de solución de controversias con facultades de autoridad para que promueva y proteja los derechos de los usuarios de los servicios de atención médica.

Como se observa, tanto la iniciativa de los Senadores del PAN como el virtual proyecto del Ejecutivo Federal, consideran que el reto para garantizar el acceso efectivo y de calidad en los servicios de salud es enorme, y requiere de la participación de todos los agentes.

La industria farmacéutica establecida en México, pieza relevante para el Sistema Nacional de Salud mexicano, observa con interés el futuro desenvolvimiento de ambos proyectos.

Por: Maricarmen Velázquez Ramírez, Gerente de Cabildeo y Relaciones Públicas de la CANIFARMA.