La política pública se define como la acción de gobierno “que tiene como propósito realizar objetivos de interés  público”, (1) cuyos resultados se manifiestan en distintos niveles. Es decir, la noción de política farmacéutica debe concebirse como una acción pública que, además de permitir el acceso a los medicamentos esenciales, (2) debe estar vinculada a los servicios de salud.

Industria Farmacéutica

En los últimos veinte años se ha avanzado en el país para tener una Industria Farmacéutica sólida. (FOTO: códigoF)

En los últimos años se han formulado diversas propuestas sobre la política farmacéutica en México y se han emprendido acciones para establecer las bases de estas iniciativas. Por ello vale la pena conocer qué es la política farmacéutica y qué características tienen sus propuestas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) concibe a la “… política farmacéutica nacional (como) un compromiso con un objetivo y una guía de acción. Ésta expresa y prioriza las metas a medio y largo plazo establecidas por el gobierno para el sector farmacéutico, e identifica las estrategias principales para alcanzarlas”. (3)

De acuerdo con la OMS, la política farmacéutica debe formar parte de la política sanitaria nacional y puede estar vinculada con objetivos de orden económico, incluido el propósito de “incrementar la capacidad nacional de producción farmacéutica”, lo cual promueve acciones coordinadas con agencias públicas “de salud, finanzas, comercio e industria” para el seguimiento de las metas planteadas. La OMS ha señalado que los objetivos generales de la política farmacéutica son asegurar el acceso, la calidad y el uso racional de los medicamentos. (4)

 

De acuerdo con la OMS la política farmacéutica debe formar parte de la política sanitaria nacional.

 

En un estudio, la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) (5) estableció, de acuerdo a su juicio, los tres objetivos que caracterizan a la política farmacéutica: garantizar la calidad, seguridad y eficacia de los medicamentos; incentivar la innovación de los bienes que elabora la industria para mejorar las terapias existentes; y promover el acceso de la población a los medicamentos.

Asimismo, la OCDE señaló la importancia de un balance adecuado en estos objetivos para que reflejen las prioridades nacionales de cada sistema de salud. Lo anterior en virtud de la falta de congruencia en los objetivos instrumentales de la política farmacéutica; por ejemplo, en ocasiones se enfatiza uno o dos de ellos, creando tensión en los restantes. Esto impide contar con una política que dé certidumbre al desarrollo de la IF.

En los últimos años se han elaborado propuestas de política farmacéutica, entre ellas las formuladas en 2005 por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), (6) y en 2011 las establecidas por la Fundación Mexicana para la Salud (FUNSALUD) (7) . Además, la Secretaría de Salud ha realizado esfuerzos para contar con elementos de política comparada (8) que sean útiles para configurar una robusta agenda pública en la materia.

Los documentos mencionados comparten la noción sobre la política farmacéutica que debe concebirse en México, cuyos puntos se delinean a continuación: (9)

1) garantizar la seguridad y eficacia de los medicamentos;

2) promover la disponibilidad y el acceso a medicamentos, además de favorecer que el gasto en éstos sea óptimo (incluyendo su correcta utilización); y

3) promover la introducción al mercado de nuevas alternativas terapéuticas.

 

En las últimas dos décadas se han realizado acciones de política y gestión públicas dirigidas a trazar una política farmacéutica integral, cuyo propósito se ha concentrado en plantear estrategias a nivel nacional.

 

En las últimas dos décadas se han realizado acciones de política y gestión públicas dirigidas a trazar una política farmacéutica integral.

 

 

COFEPRIS

Con estas acciones la COFEPRIS dará continuidad a su compromiso de vigilar la salud de los mexicanos. (FOTO: códigoF)

Como se mencionó anteriormente, la política farmacéutica tiene tres objetivos: garantizar la seguridad y eficacia de los medicamentos, asegurar a la población el acceso a estos bienes, así como fomentar la innovación y el desarrollo de medicamentos innovadores e incrementar su oferta. A continuación, haré una síntesis de los primeros dos objetivos, y más adelante abordaré ampliamente el tercer punto.

a) Garantizar la seguridad y eficacia de los medicamentos, cuyas acciones son las siguientes:

i.- La instauración de COFEPRIS (2001), como un agente público especializado –entre otras actividades– en la regulación de los medicamentos e insumos para la salud.

ii.- El reordenamiento del mercado de medicamentos gracias a la reforma del artículo 376 (2005). Esta nueva política permitió la renovación quinquenal del registro de medicamentos, cuya vigencia era indeterminada. Dicho cambio ha supuesto transformaciones relevantes en el ámbito administrativo de la propia Comisión Federal, al igual que en las actividades de la IF.

iii.- La actualización de la normatividad vigente en materia de Buenas Prácticas de Fabricación (NOM 059) y de Buenas Prácticas de Fabricación de Fármacos (NOM 164).

 

Estas acciones constituyen sólo un ejemplo de las decisiones tomadas por las autoridades sanitarias, y se espera que continúen en los próximos años. Dadas las características de los medicamentos como bienes, éstos requieren una acción permanente que garantice su seguridad y eficacia en el consumo.

 

b.- El acceso desde la perspectiva de la asequibilidad. Así, en los últimos años, la política de promoción de genéricos, impulsada por el Estado mexicano y acompañada de la disminución de barreras en la competencia, (10) ha permitido el avance en uno de los componentes del objetivo de acceso, encomienda que la COFEPRIS ha destacado en los siguientes puntos:

  • “La Política de Genéricos del gobierno de la república ha permitido una reducción promedio de 61% en los precios de los medicamentos, lo que representa un ahorro promedio de 1,047 pesos para el consumidor, pasando de 1,652 pesos a 605 pesos, en promedio”. (11)
  • México ha disminuido “… su gasto en medicamentos como porcentaje del gasto total en salud de 32.2% en 2010 a 28% en 2013, lo que significa una reducción de 4.2 puntos porcentuales. De igual forma, durante el mismo periodo, el gasto en medicamentos como porcentaje del PIB se redujo de 2% a 1.73%”. (12)

 

Sin embargo, el objetivo de acceso es insuficiente si no viene acompañado de otras acciones políticas que se enfoquen en la disponibilidad de medicamentos.

Por ello, es conveniente abrir un espacio de reflexión y diálogo que permita abundar en las posibles vías de desarrollo de la materia, particularmente en las relacionadas con el aumento de la aportación social y económica que realiza la industria farmacéutica al Sistema Nacional de Salud y al resto de los sectores en el país. Estas acciones se llevan a cabo bajo el esquema de una política farmacéutica, cuyos objetivos sanitarios estén dirigidos al desarrollo económico de la IF.

 

Por: Juan Villarreal Hurtado, director de Cabildeo y Relaciones Públicas.

NOTAS BIBLIOGRÁFICAS

 

1.- Luis Aguilar Villanueva, Gobierno y administración pública, CNCA-FCE, México, 2013, p. 163.

2.- Como desarrollar y aplicar una política farmacéutica nacional, OMS, Ginebra, 2002, p. 3.

3.- Ibídem, p. 4.

4.- Ibídem, p. 6.

5.- Pharmaceutical Pricing Policies in a Global Market, OECD, Paris, 2008, p. 86.

6.- Hacia una política farmacéutica integral para México, Secretaría de Salud, México, 2005.

7.- Trabajando por la salud de la población. Propuestas de política para el sector farmacéutico. Versión para el diálogo. México, 2011.

8.- Véase Barraza M., Campos A. Elementos para mejorar la regulación farmacéutica en México: la experiencia del Reino Unido. FCO/Secretaría de Salud, México, 2007.

9.- Ibídem, p. 9.

10.- Entre ellas destacan las acciones ya señaladas en materia de apertura comercial, supresión del “requisito de planta” y las adecuaciones a las políticas de compras públicas de medicamentos, como las subastas descendentes, la configuración de la Comisión Negociadora de Compras de Medicamentos y las compras consolidadas en los últimos años.

11.- COFEPRIS, 2015: 31.

12.- Ibídem, lámina 36.