En días pasados, el Senado de los Estados Unidos de América confirmó la propuesta de designación del presidente Donald Trump del Dr. Scott Gottlieb de 44 años, como el nuevo comisionado de la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU.).

Dr. Scott Gottlieb
Cuenta con una amplia experiencia profesional acumulada en el ámbito del gobierno federal, ya que previamente ocupó diversas posiciones en la FDA durante el gobierno republicano de George W. Bush, entre las que destacan la de Comisionado Adjunto para Asuntos Médicos y Científicos, Director de Desarrollo de Políticas Médicas, Subcomisionado de la FDA y miembro del Grupo de Trabajo Interinstitucional sobre Biodefensa de la Casa Blanca, convocado después de los ataques del 11 de septiembre.

Vale la pena anotar que, como en otras ocasiones y en múltiples ámbitos de la actual política norteamericana, la propuesta de Trump para designar a Scott Gottlieb como comisionado de la FDA no ha estado exenta de controversia y aristas afiladas.

Independientemente de la indudable calidad de sus logros profesionales, diversos medios han cuestionado si su cercanía con la industria farmacéutica, como inversor y como asesor, podría poner en duda la imparcialidad de su actuación y decisiones, como ya ocurrió cuando trabajaba para la FDA y debió recusarse a sí mismo para trabajar en la planificación de una posible solución a la epidemia de gripe aviar, ya que previamente había sido consultor para diversas empresas cuyos productos se podían administrar para combatir este problema sanitario.

Evidentemente su nombramiento está alineado con la posición manifestada por el presidente de los Estados Unidos que en diversas ocasiones ha indicado su interés por simplificar la regulación para la aprobación de nuevos medicamentos.

Ante los cuestionamientos sobre su posible parcialidad de juicio, Scott Gottlieb comentó: “Reconozco la importancia de mi imparcialidad en esta posición”, aclarando que no tendrá miedo de manifestar claramente sus opiniones, aún si éstas fueran contrarias a la posición del gobierno federal. Se comprometió a apoyar incondicionalmente la misión de la FDA, solicitando a los funcionarios de la misma un enfoque invariablemente orientado a “la ciencia y lo que es bueno para los pacientes”.

“Hay un estándar para la seguridad y la eficacia, y ningún comisionado puede cambiar eso” Scott Gottlieb, Comisionado de la FDA

Gottlieb, quien es sobreviviente de cáncer de linfoma, ha manifestado en varias ocasiones que considera que la FDA tiene una regulación excesiva, lo que afecta la competencia y retrasa la aprobación de medicamentos genéricos, lo que ratifica las inquietudes que sobre su desempeño como titular de la FDA han expresados diferentes actores interesados en las actividades de esta agencia.

Valdrá la pena dar seguimiento a la agenda, actuación y decisiones de Gottlieb al frente de este importante organismo.

Fuentes:

Regulatory Affairs Professionals Society.
Senate Confirms Gottlieb as Next FDA Commissioner

Wikipedia.
Scott Gottlieb.

Diario El País.
Trump escoge a un médico cercano a la industria farmacéutica para dirigir la agencia de medicamentos.