Los antecedentes

Hace meses se dio a conocer la intención de compra a nivel internacional de los productos del nicho de negocios de salud animal, propiedad del laboratorio de origen francés Sanofi por parte del laboratorio alemán Boehringer Ingelheim; la que en México requería la aprobación de la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE).

Al respecto, después del análisis de las condiciones y sobre todo del posible impacto en el mercado mexicano, la COFECE emitió el pasado 11 de abril el comunicado 20-2017, en el que pone de manifiesto y con toda claridad su posición al respecto, estableciendo explícitamente las condiciones necesarias para la realización de esta importante y estratégica operación comercial.

La posición de la COFECE

El comunicado emitido por la COFECE manifiesta que atendiendo a sus funciones y a los principios que rigen la sana competencia económica y el desarrollo del mercado interno, específicamente en el ámbito de la salud animal, objetaba y ponía condiciones a la adquisición por parte de Boehringer Ingelheim del segmento comercial de productos de sanidad veterinaria propiedad de Sanofi, ya que existía una coincidencia no recomendable en cinco medicamentos pertenecientes al segmento de vacunas, de los que cuatro están relacionados con enfermedades avícolas y uno con padecimientos porcinos.

Como parte del marco de referencia para la elaboración de esta objeción, la COFECE consideró que el desarrollo de nuevas vacunas y los montos de inversión que se requieren para ello son tan considerables, tanto en tiempo como en inversiones financieras, que otros competidores se verían seriamente limitados y restringidos para competir con el portafolio consolidado de Boehringer Ingelheim en el segmento de vacunación animal, particularmente en los cinco mercados de las vacunas antes mencionadas, lo que implícitamente representaría un serio riesgo latente a la dinámica competitiva que debe regir el sano desarrollo de los mercados.

Sin embargo, la COFECE no cerró la posibilidad de que esta operación de compraventa entre Boehringer Ingelheim y Sanofi se lleve a cabo, siempre y cuando la misma se realice cumpliendo las siguientes recomendaciones.

  • “La desinversión (venta a un tercero) de cuatro vacunas de Boehringer y una de Sanofi, antes de cerrar la operación.
  • Que el o los adquirentes de los activos mantengan la presión competitiva en estos mercados. Además, el contrato de dicha compra tendrá que incluir cláusulas que aseguren el suministro de estas vacunas a los nuevos compradores durante cierto periodo, mientras el adquirente desarrolla sus propias fuentes de fabricación.
  • Antes de la desinversión, las partes deberán avisar a la Comisión el nombre del comprador potencial y proporcionarán información suficiente para que se evalúe el impacto que dicha operación podría tener en las condiciones de competencia de los mercados. Esta resolución ha sido notificada a Boehringer y Sanofi, quienes para cerrar su transacción deberán presentar un escrito mediante el cual acepten en su totalidad las condiciones impuestas para proteger el proceso de competencia y libre concurrencia”.

La posición de Boehringer Ingelheim

Como respuesta a la resolución de la COFECE, el pasado 11 de abril en la CDMX, Miguel Salazar, Presidente y Director General de Boehringer Ingelheim para México y Centroamérica emitió un comunicado corporativo en el que manifiesta la conformidad con la resolución de la COFECE, mencionando que “la resolución no afecta los acuerdos operativos ni económicos del acuerdo internacional con Sanofi, aunque si los tiempos para su realización”.

En el mismo comunicado anotó que con esta operación, el laboratorio que representa ofrecerá a sus clientes el más completo e innovador portafolio de productos y servicios para el mercado veterinario.

Como corolario acotó: “Reiteramos que estamos sumamente contentos con la resolución emitida por la autoridad regulatoria, ya que el cierre de esta transacción supondrá un intercambio comercial importante en el sector farmacéutico y un acontecimiento relevante en la historia de ambas compañías”.

Fuentes:

COFECE.
Condiciona COFECE operación de Sanofi y Boehringer en el negocio de salud animal

COFECE.
¿Quiénes somos?

Comunicado de Boehringer Ingelheim y Sanofi con respecto a la resolución y recomendaciones de la COFECE.