Se llevó a cabo el taller sobre el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) y sus implicaciones para la industria farmacéutica con expertos de la Consultoría PWC.

Con la publicación de la reforma constitucional del 27 de mayo de 2015 se creó el SNA con la intención de prevenir, detectar y sancionar actos de corrupción, así como la fiscalización de recursos públicos.

A partir de ésta se promulgaron en julio del presente año, diversas leyes para la prevención y combate a la corrupción.

Reformas publicadas en Julio de 2016

Nuevas leyes expedidas

Reformas efectuadas

  • Reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal
  • Reformas al Código Penal
  • Reformas a la Ley de Coordinación Fiscal
  • Reformas a la Ley de Contabilidad Gubernamental

Es importante conocer los atenuantes y agravantes que se mencionan en la Ley. Un agravante ocurre cuando la administración no denuncie actos potenciales de corrupción que conozcan, mientras que los mitigantes pasan cuando la administración denuncia actos potenciales de corrupción, coopera con las autoridades en investigaciones y cuenta con una política de integridad.

Para fortalecer la rendición de cuentas se creará una Plataforma Digital Nacional que estará conformada por el sistema de evolución patrimonial y de declaración de intereses; el Sistema Nacional de servidores públicos y particulares sancionados; el Sistema Nacional de Fiscalización; el directorio de servidores públicos que participan en contrataciones públicas; y las denuncias públicas por faltas administrativas y hechos de corrupción.

El SNA ofrece diversos mecanismos que buscan prevenir los actos de corrupción como son los Códigos de Ética, protocolos de actuación y mecanismos de autorregulación, por lo que es importante que las empresas desarrollen la mejor estrategia.

Programas de Cumplimiento

Hemos llegado a la etapa del cumplimiento. Si bien existen referencias a nivel internacional, como la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero conocida como FCPA (por sus siglas en inglés: Foreign Corrupt Practices Act) de 1977, así como la Convención de Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que declara ilegal el pago de sobornos para la obtención de negocios, en México no teníamos una regulación sobre el tema.

Es importante señalar que -de acuerdo con la consultora pwc- la industria de la salud a nivel global es un sector con alta exposición al riesgo de corrupción, por la relación directa que mantiene con el gobierno. Aunque derivado de esto, la industria farmacéutica es una de las industrias más avanzadas en el tema de autorregulación y ética; tanto es así, que en el sector es común encontrar a personal dedicado al tema de manera exclusiva, conocidos como oficial de cumplimiento.

A propósito, pwc realizó una encuesta a los CEO sobre la materia, en donde el 85% de las empresas dijo tener algún programa de cumplimiento; sin embargo, el 21% no ha realizado evaluaciones de riesgo en los últimos dos años, lo que vuelve vulnerables sus programas de cumplimiento al tener una evaluación y monitoreo del tema.

¿Cuál es el punto de partida de un programa de cumplimiento?

Es importante hacerse la pregunta, y reflexionar sobre el valor qué desean obtener de un Programa de Cumplimiento, pensando más allá de la sola obligación.

Debe considerarse que un Programa de Cumplimiento, se puede convertir en un medio de defensa ante posibles acciones regulatorias por actos de corrupción, pero también puede convertirse en parte de la estrategia del negocio, pues puede consolidarse como una ventaja competitiva que da sustentabilidad al negocio, facilitando la posibilidad de hacer negocios con empresas internacionales que tienen altos estándares en cumplimiento.

No está de más señalar, que en todo esto existe un componente de ética y de transparencia en el que la industria farmacéutica establecida en México y CANIFARMA tiene cierta ventaja, pues desde hace más de diez años, la industria cuenta con los Códigos de Ética y Transparencia de la Industria Farmacéutica, mismos que están a la vanguardia pues proceden de las mejores prácticas internaciones.

Es un gran valor que no se han desarrollado en otras industrias, y hay que tenerlo a la mano como referencia.

¿Qué se espera de un Programa de Cumplimiento?

Es tener un medio para demostrar que se están haciendo esfuerzos para prevenir actos de corrupción; sin embargo, para tener uno sólido es necesario que la administración de la empresa tenga un gran compromiso en la materia, que abarque desde el planteamiento hasta la supervisión.

El Programa de Cumplimiento debe estar basado en las mejores prácticas internacionales que contengan los riesgos a actos de corrupción; también tiene que ser objetivo e imparcial, transparente, entendible y auditable, así como defendible ante terceros y reguladores.

Debe abarcar una política por cada tercero, regulador o socio de negocio, con los que tenga relación la empresa, clasificarlos por riesgo y luego elaborar las políticas para cada uno.

Es muy importante que el Programa sea claramente comunicado al interior y al exterior, con los empleados, así como con los terceros con los que se tenga relación.

Sobre el monitoreo, se debe tener libros y registros precisos, con los controles internos de prevención y detección de posibles riesgos.

Para determinar la responsabilidad de una persona moral, se valorará si ésta cuenta con una política integral en el tema, la cual debería incluir como elementos los siguientes:

  • Manual de organización y procedimiento
  • Código de conducta debidamente publicado
  • Sistemas adecuados y eficaces de control, vigilancia y auditoria sobre los estándares de integridad
  • Sistemas adecuados de denuncia, tanto al interior de la organización como hacia las autoridades competentes, así como procesos disciplinarios y consecuencias concretas respecto de quienes actual de forman contraria a las normas internas o a la legislación mexicana

Robustecer los protocolos de investigación interna para saber qué casos deben ser reportables y cuáles no, y revisarlos junto con el área legal de cada empresa.

  • Entrenamientos y capacitación respecto
  • Políticas de RH para evitar la incorporación de personas que puedan generar un riesgo a la integridad de la corporación, sin violentar los derechos personales
  • Mecanismos que aseguren la transparencia y publicidad de sus intereses
La Industria Farmacéutica tiene múltiples áreas sensibles al riesgo, algunas de ellas son: relaciones con distribuidores y gestores, hospitalidad y regalos, ventas al sector público, congresos, muestras médicas, y contratación de ex funcionarios de gobierno (Ley de responsabilidades). El punto clave es realizar un análisis de riesgo de cada área de estas, y luego establecer los controles para cada uno.

Sin duda, el mejor medio para mitigar riesgos es un Programa de Cumplimiento, mismo que tenga como base las mejores prácticas internacionales, así como la correspondiente adopción de las medidas impuestas en la legislación mexicana.

 

Algunas cifras sobre corrupción…

  • A nivel global 1 de cada 3 empresas han sido víctimas de algún delito económico en los últimos 2 años, y de cada 4 de corrupción.
  • En México 1 de cada 5 organizaciones ha sido víctima de corrupción en los últimos dos años.
  • El 83% de los CEO mexicanos consideran que la corrupción y el soborno son la principal amenaza para sus negocios.
  • El índice de percepción de corrupción de Transparencia Internacional coloca a México en el lugar 95 de un total de 168 países evaluados en materia de corrupción, con una calificación de 35 sobre 100.
  • El 23% de las organizaciones cree que ha perdido una oportunidad de negocios debido a que un competidor pago un soborno.
  • Al 15% de las organizaciones en México les han solicitado pagar un soborno.
  • En la IF casi 1 de cada 3 empresas han sufrido algún delito económico (fraude, corrupción y otros).

Fuente: Global Economic Crime Survey. PWC 2015

Fuentes:

CANIFARMA. Taller sobre Sistema Nacional Anticorrupción (SNA). 17 de noviembre de 2016.

GoToLinkPresidencia de la República. Sistema Nacional Anticorrupción. 18 de julio de 2016.