Ante la pandemia que representan a nivel mundial la obesidad y la diabetes tipo 2, que progresivamente se han convertido en una enorme carga social y financiera para la humanidad, las conclusiones obtenidas en un estudio realizado por investigadores de la Universidad Católica de Lovaina (UCL), Bélgica, abren la posibilidad a futuro para el tratamiento efectivo de estos dos padecimientos.

Los resultados de este estudio, publicados el 28 de noviembre pasado en Nature Medicine, muestran que la proteína de la membrana pasteurizada de la bacteria Akkermansia muciniphila, mejora sustancialmente el metabolismo de los ratones obesos y diabéticos utilizados para la investigación.

Previamente, los investigadores habían logrado demostrar que la administración en ratones de la bacteria Akkermansia muciniphila (presente de manera normal en la flora de los animales vertebrados, incluido el hombre), evita el desarrollo de la obesidad y sus padecimientos o complicaciones asociadas, entre las que se encuentran la hipertensión arterial y la diabetes tipo 2, aunque los científicos mencionan que aún no tienen absoluta claridad con respecto a los mecanismos subyacentes de este efecto.

“En el mundo hay unos 800 millones de personas que padecen hambre crónica, pero al mismo tiempo hay países en los que más del 70% de la población adulta está aquejada de obesidad o sobrepeso”.

Dra. Margaret Chan / Directora General de la OMS

Aunque los hallazgos son esperanzadores para el uso en seres humanos, los investigadores aclaran que la sensibilidad de la bacteria al oxígeno y la presencia de compuestos derivados de animales en su medio de crecimiento son temas a resolver para su administración en personas.

Es interesante hacer notar que, como en otras investigaciones científicas, algunos hallazgos se han dado de manera inesperada, sin pretender que esta mención reste valor a lo obtenido.

Los científicos mencionaron que como resultado de la pasteurización de la Akkermansia muciniphila y su posterior aplicación a los ratones, se observó un incremento inesperado en la capacidad de la bacteria para inhibir y reducir el desarrollo de la masa de grasa, la resistencia a la insulina y la dislipidemia, lo que se asocia con una notable modulación del perfil metabólico urinario y la absorción de energía intestinal.

“La obesidad incrementa el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y también algunos tipos de cáncer. Pero la afección en la que la obesidad como factor de riesgo independiente tiene mayor repercusión es la diabetes. Por otra parte, esta enfermedad con sus costosas complicaciones, como la ceguera, la amputación de miembros y la necesidad de diálisis, puede imponer a los presupuestos de salud y a las finanzas familiares una carga extraordinaria a largo plazo”.

Dra. Margaret Chan / Directora General de la OMS

Por otra parte, el estudio estableció que la administración de la Akkermansia muciniphila, viva o pasteurizada, cultivada en un medio sintético no representa ningún riesgo para los seres humanos, lo que a futuro podría constituirse una opción terapéutica para el tratamiento de la obesidad humana y los trastornos asociados a la misma.

No cabe duda que los hallazgos obtenidos en esta investigación abren la puerta a la solución de estos graves problemas de salud que aquejan a la humanidad.

Fuente:
Nature Medicine. A purified membrane protein from Akkermansia muciniphila or the pasteurized bacterium improves metabolism in obese and diabetic mice. Autor: Patrice D Cani.

Hubert Plovier, Amandine Everard, Céline Druart, Clara Depommier, Matthias Van Hul, Lucie Geurts, Julien Chilloux, Noora Ottman, Thibaut Duparc, Laeticia Lichtenstein, Antonis Myridakis, Nathalie M Delzenne, Judith Klievink, Arnab Bhattacharjee, Kees C H van der Ark, Steven Aalvink, Laurent O Martinez, Marc-Emmanuel Dumas, Dominique Maiter, Audrey Loumaye, Michel P Hermans, Jean-Paul Thissen, Clara Belzer, Willem M de Vos & Patrice D Cani.

Consultado el 2 de diciembre del 2016.

 

Diario Excélsior.
Hallan probable cura contra diabetes y obesidad en Bélgica.