POLÍTICA INDUSTRIAL

Las acciones de política industrial propician la colaboración entre el gobierno y el sector privado para desarrollar los sectores con mayor impacto en el crecimiento económico y, también, procuran un crecimiento regional más balanceado, explotando sus ventajas comparativas y aprovechando el resultado del conocimiento y de las economías de escala para fomentar el desarrollo.

Los objetivos de una política industrial se centran en proporcionar información a los agentes económicos, implementar acciones e instrumentos específicos como la promoción del capital humano y financiamiento, y en coordinar, focalizar y priorizar las acciones conjuntas entre el sector privado y los distintos órdenes de gobierno.

Es incuestionable que la salud sea un requisito primordial para lograr el bienestar de la sociedad. No puede haber desarrollo económico pleno si no se tiene salud. Así, la presencia de una política farmacéutica con una visión integral de gobierno – la industria– es fundamental para lograr un desarrollo sostenido y de largo alcance.

El sector tiene capacidad instalada para atender las demandas internas y externas en forma inmediata. (Foto: códigoF)

El sector tiene capacidad instalada para atender las demandas internas y externas en forma inmediata. (Foto: códigoF)

La industria farmacéutica es prioritaria porque genera bienes de primera necesidad para la población, es estratégica para el país porque constituye:

a) Un modelo productivo y articulador de otros sectores, sustentado:

  • En un perfil singular de innovación en el que el empleo de cuadros especializados y la generación de conocimiento es la piedra angular sobre la que se desarrolla su actividad productiva.
  • En el desenvolvimiento de una manufactura de alta tecnología que en su desarrollo impulsa a otros sectores a participar y vincularse con los nuevos avances en procesos productivos, capaces de insertar a México en la vanguardia y en la competencia en los mercados globales y regionales.
  • En los bienes que elabora ya que tienen un uso intensivo, en el que la salud es el más importante ámbito del desarrollo humano en el presente y el futuro de las sociedades contemporáneas.

b) Una actividad que genera divisas para el país vía el comercio exterior. Dado que sus mercados de destino actuales son Centro y Sudamérica, que poseen un potencial de desarrollo relevante, el sector tiene capacidad instalada para atender las demandas internas y externas en forma inmediata.

c) Un sector que ayudará al tránsito de la manufactura mexicana hacia la competencia basada en ventajas comparativas dinámicas, caracterizadas por el diseño y desarrollo de nuevos bienes y nuevos procesos en la innovación.

En este contexto, la pertinencia de la política farmacéutica radica en dar orden y congruencia a las estrategias del gobierno con una visión integral ante los retos políticos y económicos que enfrenta México en un entorno de globalización.

Una política farmacéutica debe ser integral y estratégica, además debe tomar como base la industria para afianzar su desarrollo en la salud, lo económico y lo comercial. Es importante que contemple aspectos como:

  • Investigación, desarrollo tecnológico e innovación
  • Regulación sanitaria
  • Derecho a la salud
  • Política industrial y comercial

POLITICA COMERCIAL

Desde hace 30 años, el gobierno mexicano inició la Apertura Comercial con la incorporación al Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT) en 1986.* Dicho acuerdo tuvo entre sus instrumentos y principios más importantes para la realización de sus fines:

I. La cláusula de la “Nación más favorecida”, que establece que el comercio no debe estar sujeto a ninguna discriminación.

II. Los “Aranceles Aduaneros”, que permiten proteger la industria de un país sin recurrir a otro tipo de medidas.

III. La aceptación de “Uniones Aduaneras” o “Zonas de Libre Comercio”.

IV. El intercambio Equitativo, que se refiere al mejoramiento del comercio de los países en vías de desarrollo.

V. Las represalias han sido estrictamente reglamentadas para instrumentarse únicamente después de realizar las consultas entre las partes en conflicto, etcétera.

El gobierno mexicano inició la Apertura Comercial con la incorporación al Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT) en 1986.

El gobierno mexicano inició la Apertura Comercial con la incorporación al Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT) en 1986.

Esta política se vio robustecida con la firma de los “Acuerdos de Libre Comercio”, con los cuales se definía una clara política de competencia comercial con el mundo. A raíz de esto, la industria maquiladora y el comercio industrial recibieron un impulso, orientándose al fortalecimiento del frente externo.

 

Por: Gustavo Velarde Arroyo, Director de Comercio Exterior y Política Industrial de la CANIFARMA.