Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL

Ante las claves de medicinas que quedaron desiertas, los que más pierden son los pacientes, dijo la Canifarma. Habrá quienes lo resientan cuando acudan a su clínica y no les puedan surtir su receta.

Leer en “El Universal”