“La pandemia de COVID-19 y otras emergencias sanitarias, han demostrado que los países deben estar preparados operativamente para responder a las amenazas de enfermedades infecciosas, con planes de preparación personalizados y una mejor coordinación y colaboración con otros sectores como la agricultura”. OMS.

El pasado 26 de abril, la Organización Mundial de la Salud (OMS) liberó el documento “Iniciativa de Preparación y Resiliencia para las Amenazas Emergentes” (PRET por sus siglas en inglés), cuyo objetivo es el de aportar información útil y ofrecer un espacio colaborativo, para que gobiernos, y autoridades sanitarias nacionales, regionales y mundiales, mejoren su preparación, y fortalezcan sus capacidades instaladas, para tratar de enfrentar con solvencia las nuevas pandemias y futuras emergencias sanitarias, capitalizando los aprendizajes que nos dejó la actual pandemia de COVID-19, así como otros eventos sanitarios graves, pero de menor escala.

“PRET opera bajo los auspicios del Reglamento Sanitario Internacional (RSI), que es un instrumento legal internacional fundamental para la gestión de emergencias de salud pública. El RSI establece las capacidades básicas que los países necesitan para poder detectar y responder de manera efectiva. Las acciones técnicas en PRET están mapeadas a las capacidades básicas del RSI, agrupadas de acuerdo con cinco subsistemas de preparación, respuesta y resiliencia ante emergencias de salud (HEPR)”. Organización Mundial de la Salud.

Al respecto, el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS, declaró: “Las actividades de preparación, prevención y respuesta no deben ser competencia exclusiva del sector de la salud. Así como las emergencias de salud tienen impactos en muchos sectores, nuestros esfuerzos de preparación y respuesta deben abarcar múltiples sectores, disciplinas y patógenos. También es fundamental que la participación comunitaria y la equidad sean el centro de nuestros esfuerzos, especialmente para aquellas poblaciones que están marginadas y corren mayores riesgos”.

El primer módulo de PRET se enfoca en los patógenos respiratorios, incluidos la influenza, los coronavirus y el virus respiratorio sincitial: “Dada la pandemia de COVID-19 en curso y la posible amenaza de la influenza aviar, este módulo permitirá a los países revisar, probar y actualizar críticamente sus esfuerzos de planificación para una pandemia respiratoria a fin de garantizar que cuenten con las capacidades y capacidades funcionales en su lugar”.

Lo que es innegable, es que esperar de manera pasiva la llegada de un nuevo meteoro sanitario sin prepararnos para enfrentarlo, sería totalmente absurdo, sabiendo, que tarde o temprano, ocurrirá.

Por: Manuel Garrod, miembro del Comité Editorial de códigoF.

Fuentes:

Organización Mundial de la Salud. (26 de abril del 2023).
WHO launches new initiative to improve pandemic preparedness.

Organización Mundial de la Salud. (s.f.).
Preparedness and Resilience for Emerging Threats (PRET).

Organización Mundial de la Salud. (14 de abril del 2023).
A brief overview of the Preparedness and Resilience for Emerging Threats initiative (PRET).