No hay evidencias de su llegada a la Región de las Américas, sin embargo: “Sabemos que lo que ha sucedido en otras partes del mundo presagia lo que podría ocurrir en nuestra propia Región. No podemos cerrar los ojos ante el riesgo de que aumenten nuevamente los casos de COVID-19”. Doctora Carissa F.  Etienne, Directora de la OPS.

A pesar de que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) declaró la primera semana de abril que no había evidencias que sustentaran que la nueva variante recombinante XE, que mezcla los sublinajes de ómicron BA.1 y BA.2 del SARS-COV-2, estuviera circulando actualmente en la región de las Américas, pero sí en Europa, hay que considerar que su llegada es solo cuestión de tiempo.

Vale la pena anotar que aunque la variante XE ha mostrado ser biológicamente más infectiva que sus predecesoras, aún queda pendiente determinar si es más letal, por lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) mantiene una estrecha vigilancia sobre la misma, buscando determinar paralelamente qué impacto tienen sus mutaciones en el potencial de escape inmunológico, entendiendo éste como la menor eficacia protectiva de las vacunas, o la pérdida o disminución de inmunidad de las personas que superaron la enfermedad ante ciertas cepas virales.

Por su parte, la Agencia de Seguridad Sanitaria de Reino Unido (Ukhsa), país en el que se han registrado cientos de contagios con la variante XE, consideran que se comporta de manera similar a la Ómicron, ocasionando, generalmente: fiebre, tos, mucosidad, cansancio o dolor de cabeza.

“El COVID-19 afecta a los países de maneras muy diferentes. En los países con alta inmunidad de la población, hay una disociación entre casos, hospitalizaciones y muertes; en otros con menor acceso a las vacunas, el aumento masivo de casos ha provocado un gran número de hospitalizaciones e incluso un mayor número de muertes en comparación con las oleadas anteriores”. Organización de las Naciones Unidas.

Lo que es cierto, y tenemos que estar conscientes de ello, es que la pandemia está todavía lejos de terminar, por lo que continuar y ampliar el Plan Nacional de Vacunación, así como apegarnos a las medidas preventivas sanitarias: no acudir de ser posible, o no permanecer en lugares con muchas personas, particularmente si no están bien ventilados; mantener la distancia física de seguridad; utilizar correctamente el cubrebocas; aislarnos y acudir al médico o realizarnos una prueba diagnóstica para COVID-19, además de lavarnos frecuentemente las manos con abundante agua y jabón, o aplicarnos gel con alcohol al 70%, siguen siendo indispensables.

“La pandemia no ha terminado y sigue siendo incierto cómo se desarrollará el virus con el tiempo. COVID-19 aún representa un riesgo real para muchos de nosotros, particularmente con altas tasas de casos y hospitalizaciones. A medida que aprendemos a convivir con COVID-19 alentamos a las personas a seguir pasos simples para ayudar a mantenerse seguros a sí mismos y a los demás”. Dra. Jenny Harries, directora del UK Health Security Agency (UKHSA).

Por: Manuel Garrod, miembro del Comité Editorial de códigoF.

Fuentes:

Organización Panamericana de la Salud. (s.f.).
Rueda de prensa semanal sobre la situación de COVID-19 en la Región de las Américas.

Medscape. (8 de abril del 2022).
COVID-19: el resumen semanal (1 al 7 de abril de 2022).

redacción médica. (9 de abril del 2022).
Los expertos avisan del “escape” de la variante covid XE a vacunas actuales.

Organización de las Naciones Unidas. (11 de abril del 2022).
COVID-19: La OMS vigila dos nuevos linajes de la variante ómicron.

France 24. (3 de septiembre del 2021).
Escape inmunológico: cuando las variantes del Covid-19 son resistentes a la vacuna.