La UNOPS no cumple con los estándares mínimos de transparencia, establecidos por las instituciones mexicanas, o garantizados por la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública

Cada día que transcurre es un día más sin el prometido abasto de medicamentos anunciado por las autoridades federales, un día más en la batalla para cientos o miles de mexicanos que, desde hace más de dos años no tienen acceso íntegro, oportuno y a largo plazo de los medicamentos que necesitan.

“El actual desabasto de medicamentos en el país fue resultado de una fallida estrategia anticorrupción y de un intento de ahorro en la compra de insumos médicos implementadas por la actual administración. Hasta el momento las pérdidas han superado por mucho a la lucha contra la corrupción: no hay ningún funcionario sancionado por actos de corrupción en la compra de medicamentos y la crisis de desabasto ha llevado a un punto en el que costará mucho más del presupuesto público adquirir y distribuir los medicamentos en el país. Además, no hay medicina más cara que aquella que no se tiene”. Irene Tello y Denise Tron, miembros de Operación Desabasto.

Tal como lo expusimos en la nota del 4 junio, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) levantó la voz para señalar que las compras realizadas a través de la UNOPS por el Gobierno Federal, están llenas de opacidad, lo que representa un retroceso en la transparencia de las compras públicas mexicanas. Los investigadores del IMCO demostraron que la UNOPS ofrece una menor cantidad, e incluso una menor calidad y detalle informativo de las compras realizadas que el sistema nacional “Compranet”,  argumentando al respecto que: “NO es posible brindar la información requerida (por los investigadores del IMCO), por cuanto no se trata de información pública”. De acuerdo con lo establecido en el artículo 10.2.1 del Manual de Adquisiciones de UNOPS, la EOI.IAIG.2019.02 sobre Clasificación de la Información y la OI.LG.2019.02 sobre Divulgación de la Información, la información considerada pública se encuentra a disposición de todas las partes interesadas en su página web. En particular, la información considerada pública en relación con las órdenes de compra (PO) adjudicadas incluye una descripción breve del contrato, una referencia al número de registro, el país beneficiario, la fuente de financiación, el importe del contrato, la fecha del contrato y el nombre y el país del proveedor”.

De manera incomprensible, considerando la ineficiencia en el proceso de abasto por parte de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) que hoy no permite a las instituciones públicas de salud y por ende a la población contar con los tratamientos que requieren, durante la Sesión Especial de la Asamblea de las Naciones Unidas Contra la Corrupción del 3 de junio, los funcionarios Irma Eréndira Sandoval Ballesteros y Marcelo Ebrard Casaubón, de la Secretaría de la Función Pública (SFP) y de Relaciones Exteriores (SRE), respectivamente; declararon que la decisión de encargar la compra de medicamentos de México a la UNOPS ha sido un éxito pues se ha puesto un freno a la corrupción en el sector salud.

Ante estas sorprendentes declaraciones, cerca de 40 asociaciones, entre las que mencionaremos a las siguientes: Acciones por los Derechos Humanos y la Igualdad de Género, A.C. (ADHIG); Asociación de Salud y Bienestar Social de la Mujer y su Familia; Asociación Mexicana de Fibrosis Quística, A.C.; Asociación Mexicana de Psicología y Desarrollo Comunitario; Central Ciudadano y Consumidor, A.C.; Centro de Cuidados Paliativos de México, IAP; Fundación CIMA; Fundación Mexicana para Enfermos Reumáticos, A.C. y Soñemos Juntos por los Niños con Cáncer, A.C., y 27 más, declararon: “Es preocupante que se afirme el éxito de esta estrategia (de compras), dado que no hay resultados contundentes en la lucha contra la corrupción en forma de sanciones, los procesos y resultados de la compra organizada por la UNOPS han sido poco transparentes y siguen sin garantizar el suministro de medicamentos, lo cual ha afectado directamente la vida de miles de personas”.

Los firmantes aseguraron: “Con el nuevo modelo implementado con la UNOPS, ha habido un retrocesos en los mecanismos de transparencia en los procesos de compras de medicamentos, ya que no se han transparentado a cabalidad las compras realizadas, no se pueden conocer los precios de referencia de medicamentos, ni la cantidad comprada, ni la descripción o uso del producto, para tener niveles de comparación, tal como lo había hecho el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que antes del 2018, era encargado de esta labor”.

A raíz de esto, dichas organizaciones han hecho un exhorto de seis puntos a las autoridades federales:

  • Transparentar cabalmente los nuevos mecanismos de compras incluyendo: precios de referencia de los medicamentos, cantidades compradas, nombre y descripción del producto, si son medicamentos con o sin patente, y las condiciones de la contratación, evitando retrocesos en los estándares de transparencia que ya se tenían.
  • Transparentar el número total de claves compradas y las cantidades a distribuir entre las distintas instituciones y entidades federativas.
  • Cesar el menosprecio y la politización  de las quejas y demandas legítimas  de los grupos de pacientes y sus familias.
  • Garantizar a los pacientes, cuanto antes, el acceso efectivo y oportuno a los medicamentos.
  • Publicar en datos abiertos e identificadores claros, los precios de referencia para México y todos los países con los que trabaja la UNOPS y su Observatorio de Precios.
  • En la implementación de la estrategia para robustecer el sistema nacional de salud, siempre poner en el centro la salud y el acceso a medicamentos de las y los pacientes.

Lo cierto es que pese a las declaraciones que tanto el Ejecutivo Federal como su gabinete de salud puedan realizar, es innegable que el cambio del modelo de compras que forma parte de la supuesta benéfica transformación del sistema de salud mexicano, sigue agravando la salud de pacientes con diabetes, VIH, enfermedades inmunodeficientes, cáncer, hipertensión, entre otras y lo peor, cobrando vidas de miles de niños y adultos que no son responsables de una pésima gestión.

Por: Manuel Garrod, miembro del Comité Editorial de códigoF.

Fuentes:

Twitter. Irene Tello Arista. (9 de junio del 2021).
Olvidaron mencionar que la UNOPS no ha transparentado sus compras y que persiste el desabasto.

códigoF. (4 de junio).
La opacidad en las licitaciones y compras realizadas a través de la UNOPS, es un retroceso en la transparencia de las compras públicas mexicanas: IMCO.

códigoF. (5 de junio).
Falta de medicamentos coloca a pacientes en una condición de incertidumbre y vulnerabilidad: Colectivo Cero Desabasto.

códigoF. (24 de noviembre del 2020).
Dilema constitucional y jurídico, compra de medicamentos e insumos para la salud a la UNOPS y OPS/OMS: Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM.

códigoF. (15 de abril del 2021).
Resuelve jueza federal que las compras de medicamentos por medio de organismos internacionales solo deben ser excepcionales.

códigoF. (3 de mayo del 2021).
En 2020 el valor de las compras por adjudicación directa supera por primera vez a las realizadas por licitaciones públicas: IMCO.