Es martes por la tarde y Julio sale completamente desmoralizado del consultorio de su médico, quien acaba de informarle que la sospecha de cáncer de páncreas ha quedado confirmada: -“Específicamente es un adenocarcinoma ductal pancreático (PDA) y desgraciadamente no tengo dudas. Sin embargo, está en libertad de pedir otra opinión, aunque le sugiero que sea lo más rápido posible para iniciar cuanto antes el tratamiento”.

La tasa de supervivencia a 1 año de las personas con cáncer de páncreas es del 29%, y la tasa de supervivencia a 5 años está entre el 5 y el 7% aproximadamente.

Según el especialista, a Julio le quedan a lo sumo entre dos y dos y medio años de vida, ya que este es uno de los cánceres más agresivos y letales que existen. Ampliando su comentario, le menciona que si todo sale bien, es posible que sobreviva hasta 5 años, aunque le aclara, que el porcentaje de personas que logra ese tiempo de sobre vida, está entre el 5 y el 7% de los pacientes diagnosticados con este padecimiento.

El cáncer de páncreas es uno de los que tienen peor pronóstico en el mundo, lo que se ve magnificado por diferentes factores, entre los que destacan, la falta de exámenes de detección: específicos, económicos, sencillos y confiables y que en su estadio inicial es asintomático, lo que generalmente provoca que cuando se le detecta ya haya metástasis, lo que impide una intervención quirúrgica.

Otra de los características más destacadas de los tumores ductales de páncreas es que se desarrollan en un microambiente que favorece su rápido desarrollo, generando una especie de barrera que los protege de las quimioterapias convencionales y de los nuevos tratamientos, como la inmunoterapia. Esta “barrera” mantiene al sistema inmunitario deprimido, permitiendo al tumor pasar desapercibido y progresar.

“El adenocarcinoma de páncreas es un tumor altamente agresivo en el que los tratamientos actuales son limitados; por lo tanto, la identificación preclínica de nuevas dianas terapéuticas abre una esperanza para el desarrollo de nuevos fármacos para estos pacientes, las que primero habrá que testar en ensayos clínicos”. Dra. Clara Montagut, jefa de la Sección de tumores digestivos del Hospital del Mar.

Adicionalmente, y en este entorno favorecedor, se encuentran unas células llamadas fibroblastos, responsables de la producción de grandes cantidades de Galectina-1, proteína que juega un papel esencial en el proceso de crecimiento del tumor, gracias a la que se incrementa sustancialmente su proliferación, migración y capacidad invasora.

La buena noticia, es que un equipo internacional de investigadores, liderado por el Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas en Barcelona, España, confirmó que la proteína Galectina-1 es determinante en el desarrollo de este tipo de tumor, por lo que inhibirla podría constituirse como el primer tratamiento efectivo para frenar la progresión del tipo más común de cáncer de páncreas, para el que actualmente no hay ningún tratamiento curativo.

Para demostrarlo, los científicos inhibieron la Galectina-1 en ratones de laboratorio con este tipo de cáncer, lo que consiguió que los tumores progresaran con mayor lentitud, fueran menos agresivos, hicieran menos metástasis, y se alargara la supervivencia estimada de los roedores.

“Nuestro grupo ya había demostrado anteriormente el potencial de Gal1 como diana terapéutica en PDA, pero esta vez hemos hecho el estudio con un modelo transgénico de ratón desarrollado en el CNIO (Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas), que presenta la mutación más frecuente que se encuentra en los tumores de páncreas, oncogén KRas, la cual nos ha permitido recapitular de forma precisa la progresión tumoral que se observa en humanos”. Dra. Pilar Navarro. Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas.

El estudio sobre esta nueva diana terapéutica contra el cáncer de páncreas, probada en un estudio preclínico utilizando animales de laboratorio, abre la posibilidad para validarla a futuro como una nueva alternativa terapéutica para uso en humanos.

Fuentes:

PNAS.
Targeting galectin-1 inhibits pancreatic cancer progression by modulating tumor–stroma crosstalk

Parc de Salut. MAR.
Descubierta una de las piezas clave para tratar el cáncer de páncreas.

American Cancer Society.
Signos y síntomas del cáncer de Páncreas.

American Society of Clinical Oncology.
Cancer.net. Cáncer de páncreas: Estadísticas.