“A nivel global, uno de cada tres varones mayores de quince años está infectado con al menos un tipo de virus del papiloma humano (VPH) genital, y uno de cada cinco está infectado con uno o más de los que son conocidos como tipos de VPH de alto riesgo u oncogénicos”. abc.es

A pesar de que la primera versión de la vacuna contra el papiloma humano se lanzó en 2006, y actualmente hay en el mercado tres vacunas de altísima eficacia para prevenir el contagio de ciertas variedades de enfermedades de transmisión sexual por el virus del papiloma humano (VPH), asociado con el desarrollo del cáncer cervical (o cáncer del cuello del útero) y las verrugas genitales, lo cierto es que todavía la mayoría de las mujeres entre los 9 y los 26 años de edad no han sido vacunadas, y en el caso de los hombres todavía menos, a pesar de que estos formidables medicamentos han sido autorizados en múltiples países, entre los que podemos mencionar Alemania, Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Corea del Sur, Croacia, EE. UU.,Hong Kong, Italia, Liechtenstein, Nueva Zelandia, Reino Unido, República Checa, Suiza y Uruguay, para su aplicación en ambos sexos.

En nuestro país, la Secretaría de Salud solamente recomienda la inoculación de la vacuna contra el VPH “a niñas de quinto grado de primaria y niñas de 11 años de edad no escolarizadas”. Por su parte, el Instituto de Salud del Estado de México recomienda la vacunación bajo el siguiente esquema: “Las niñas deberán recibir dos dosis de la vacuna contra el VPH entre los 9 y los 12 años. Las adolescentes y adultas jóvenes entre los 13 y 26 años que no se han vacunado, o que no recibieron todas las dosis, deberán acudir a vacunarse lo antes posible”.

La vacunación para ambos sexos, previa a la exposición y contagio del virus del papiloma humano, ayudaría a reducir sustancialmente la incidencia de enfermedades relacionadas con el VPH, y lograr progresivamente la eliminación del cáncer de cuello uterino y otras enfermedades relacionadas con el VPH, lo que hace imperativo incluir a los varones en los programas de vacunación, entendiendo que los hombres sexualmente activos, independientemente de su edad, son un reservorio importante de infección genital por el virus.

“Las estimaciones de prevalencia agrupadas fueron similares para las regiones geográficas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas de Europa y América del Norte, África subsahariana, América Latina y el Caribe, y Australia y Nueva Zelanda (Oceanía). Las estimaciones para Asia oriental y sudoriental fueron la mitad que las de las demás regiones”. The Lancet Global Health, con el título: “Global and regional estimates of genital human papillomavirus prevalence among men: a systematic review and meta-analysis”

En este contexto es importante compartir los resultados de un estudio publicado recientemente en la revista The Lancet Global Health, con el título: “Global and regional estimates of genital human papillomavirus prevalence among men: a systematic review and meta-analysis”, cuyo objetivo era determinar la prevalencia de la infección genital por VPH en la población masculina general.

“En México desde 2006 el cáncer cérvido uterino (CaCu) es la segunda causa de muerte por cáncer en la mujer. Durante 2020 se presentaron 105 mil 963 casos nuevos de cáncer en la mujer”. Secretaría de Salud.

Para alcanzar estas conclusiones, los investigadores realizaron una revisión sistemática y un metanálisis en 5 mil 685 publicaciones y 65 estudios, los que incluían información médica de  44 mil 769 hombres de 35 países, entre el 1 de enero de 1995 y el 1 de junio de 2022, aclarando que los datos de prevalencia provienen principalmente de países de altos ingresos, lo que hace necesario la realización de estudios epidemiológicos adicionales para evaluar la prevalencia específica por edad de los tipos de VPH en hombres de otros países, información que podría impulsar la inclusión de ambos sexos en los programas de vacunación contra el VPH.

“Este estudio global sobre la prevalencia de la infección genital por VPH entre los hombres confirma cuán extendida está la infección por VPH. La infección por VPH con tipos de VPH de alto riesgo puede causar verrugas genitales y cáncer oral, de pene y anal en los hombres. Debemos seguir buscando oportunidades para prevenir la infección por VPH y reducir la incidencia de enfermedades relacionadas con el VPH tanto en hombres como en mujeres”. Dra. Meg Doherty, directora de los Programas Mundiales de VIH, Hepatitis e Infecciones de Transmisión Sexual de la OMS.

Los tipos de VPH de transmisión sexual se agrupan en dos categorías:

  • Los VPH de bajo riesgo, que no causan cáncer, pero pueden provocar la aparición de verrugas en la piel, en o alrededor de los genitales y ano. Otros tipos del VPH también provocan papilomatosis respiratoria recurrente, una enfermedad menos frecuente, en la que los tumores no cancerosos crecen en las vías respiratorias que van de la nariz y la boca a los pulmones.
  • Los VPH de alto riesgo, de los que se han identificado cerca de una docena, pueden causar cáncer, particularmente los tipos 16 y 18, responsables de la mayoría de los cánceres relacionados con este patógeno.

Por: Manuel Garrod, miembro del Comité Editorial de códigoF

Fuentes:

The Lancet Global Health. (Septiembre del 2023).
Global and regional estimates of genital human papillomavirus prevalence among men: a systematic review and meta-analysis

World Health Organization. (1 de septiembre del 2023).
One in three men worldwide are infected with genital human papillomavirus.

códigoF. (7 de mayo del 2018).
La vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH), cumple 12 años de vida.

MedlinePlus. (1 de enero del 2023).
Vacuna contra el VPH.

Secretaría de Salud. (20 de agosto de, 2015).
Vacunas contra el Virus del papiloma Humano (VPH).

Instituto de Salud del Estado de México. (2018).
Virus del Papiloma Humano (VPH).

Secretaría de Salud. Subsecretaría de de Prevención y Promoción de la Salud. (Noviembre del 2022).
Actualización de esquema de vacunación contra Virus del Papiloma Humano (VPH) en niñas/adolescentes femeninas y en la población de mujeres cis y trans que viven con VIH