La acalasia es un trastorno de motilidad esofágica que impide el tránsito normal del bolo alimenticio, y aunque no siempre es de índole mortal, demerita y compromete enormemente la calidad de vida de quienes lo padecen.

Buscando resolver esta situación, los médicos cirujanos recurren a la realización de intervenciones quirúrgicas que solamente alivian parcialmente el problema, o a la indicación de fármacos de alto costo, que no siempre están al alcance de quienes lo necesitan.

La acalasia esofágica es una enfermedad poco frecuente  en la que el esófago es incapaz de llevar el alimento hacia el estómago.  La enfermedad afecta por igual a ambos sexos y puede presentarse en cualquier edad, sin embargo, generalmente se diagnostica entre la tercera y la cuarta década de la vida.

Impulsados por el interés de encontrar una solución tecnológica a esta condición y guiados por los profesores Alma Luz Ramírez Hernández (líder del proyecto) y Omar A. Cervantes Gloria, los estudiantes Diego Jair Rivera Morales, Lorena Ortiz García, Cindy Daeli Licea León, Orlando Nieves Hernández y Santiago José Saigas Hernández, inscritos al Tecnológico Nacional de México (TECNM), campus Querétaro, desarrollaron un dispositivo que gracias a la emisión de vibraciones focales de baja frecuencia (equiparables a un masaje), promueven el desplazamiento del bolo alimenticio que se encuentra en el esófago sin provocar ningún efecto secundario, al que bautizaron con el nombre de Asclepia.

Los síntomas estándares de la acalasia son:

  • Dolor retroesternal, que en sus etapas iniciales es intermitente y se va haciendo progresivo.
  • Disfagia esofágica, en la que el alimento tragado se “atasca”, como consecuencia del aumento de presión de la parte distal del esófago y el cardias.
  • En fases avanzadas, puede presentarse regurgitación, dolor torácico y pérdida de peso que llega a confundirse con un cáncer de esófago.
  • Reflujos constantes, en el caso más grave de cuadro de estenosis esofágica agravada se produce rápidamente un síndrome de deshidratación y desnutrición que pueden llegar en menos de unos 5 días a niveles de riesgo vital por shock hipovolémico y falla renal aguda.

Alma Luz Ramírez Hernández, informó que el dispositivo Asclepia tiene actualmente un registro de patente otorgado por el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) a nombre del Tecnológico Nacional de México, campus Querétaro. Fue presentado en el Programa de Nuevos Talentos Científicos y Tecnológicos; el Evento Nacional Estudiantil de Innovación Tecnológica (ENEIT) y la 12ava Expo Regional Emprendedora de la Zona III, en Aguascalientes.

“Hablando de la acalasia, el dispositivo se utiliza desde la tráquea hasta la boca del estómago, dependiendo de la zona en la que se encuentre atorado el bolo alimenticio; en caso del estreñimiento, se debe ir moviendo en la zona abdominal”. Diego Jair Rivera Morales, estudiante de ingeniería en gestión empresarial del TECNM campus Querétaro.

Asclepia tiene  la capacidad para ayudar al tratamiento del tránsito intestinal lento y el estreñimiento en adultos, niños y personas discapacitadas, ya que al no ser un método farmacológico, ni invasivo, no tiene restricciones de edad o condición física.

Es un gusto compartir con nuestros lectores los logros obtenidos por jóvenes talentos mexicanos que con su interés e imaginación buscan, desarrollan e implementan soluciones que ayudan a mejorar la calidad de vida de los mexicanos.

Fuentes:

CONACYT Agencia informativa.
Asclepia, sistema para tratamiento de trastornos digestivos. Israel Pérez Valencia.

Wikipedia.
Acalasia.